• A  A  A  

Fecha: 1712 – 1714

Dimensiones: 80 x 60 cm.

Procedencia: Adquirido por la Real Academia de la Historia en Febrero de 2000 con fondos del Legado C.L. Lippmann


Obra al óleo sobre lienzo realizada por Miguel Jacinto Meléndez. Representa al monarca Felipe V de busto, de tres cuartos a la derecha, encuadrado en óvalo. Gran peluca rizada al modo francés, peto y coraza sobre la que lleva la banda de la orden francesa del Saint Spirit, y el collar del Toisón de Oro. Cuello y chorrera de encaje blanco. El brazo derecho y el hombro se cubren con un manto rojo.

El retrato muestra al Soberano joven, en fechas no muy lejanas de su llegada a la Península. El modelo es muy semejante al de otros retratos de Meléndez pintados seguramente antes de 1711 cuando, en un memorial solicitando el puesto de Pintor del Rey, expone haber pintado el primero al Soberano y ser suyo, o copias de sus modelos, los que en esta Corte y fuera de ella se veneran con crédito de parecidos.

El pintor, nacido en Oviedo en 1679 y muerto en Madrid en 1734, es pintor de importancia, que marca el paso de la tradición barroca del siglo XVII, evidente en sus obras religiosas, al estilo refinado y preciosista de la corte borbónica.

Por sus dimensiones y su encuadre oval debe ser pareja del de la reina María Gabriela de Saboya, primera esposa del soberano, que se conserva en el Museo Lázaro Galliano (Inv. 2340). Fallecida ésta en 1714,el retrato ha de ser anterior a esa fecha, y podría fecharse hacia 1712-1714 cuando el rey tenía unos veintinueve-treinta y un años, edad que conviene bien a lo que el retrato muestra.

A Felipe V se debe la creación de la Academia de la Historia, cediéndole, como sede provisional, a propuesta del Conde de Torrepalma, la Biblioteca del Palacio Real, donde se celebró la primera sesión el día 14 de Mayo de 1736. Por Real Orden de 18 de Abril de 1738 concedió a sus miembros el honor de ser Gentiles hombres de la Real Casa y se aprobaron los primeros estatutos de la Institución.

El lienzo ha sido adquirido en febrero de 2000 con fondos del legado Carl L. Lippmann. Inédito críticamente hasta el momento, había pertenecido a un coleccionista sevillano en el siglo XIX, y más recientemente al historiador D. Francisco Aguilar Piñal.

Se conservan muchos retratos del Monarca de mano de Meléndez, hermanados con los de sus esposas, María Gabriela de Saboya e Isabel de Fanesio.

Elena Santiago, que ha estudiado y definido la personalidad del pintor, cuando no se conocía el ejemplar presente, ha recogido varias parejas relacionables con ésta. Cierta semejanza presenta la del Museo Diocesano de Salamanca de hacia 1707, la de Colección particular de Burgos, la de la Basílica de la Virgen de la Encina en Ponferrada de hacia 1708, o el del Museo Cerralbo, fechado con precisión en 1712, donde los soberanos aparecen como cazadores.

Bibliografía: Santiago, t. 1989; A.A. 1. l., 1998, p.219.


Texto procedente del Catálogo de la exposición Tesoros de la Real Academia de la Historia. 2001. Ficha escrita por Herbert González Zymla y Leticia de Frutos Sastre.

Share This