Más Noticias

Amparo Alba Cecilia ingresa en la Real Academia de la Historia

Amparo Alba Cecilia ha ingresado hoy, domingo día 20 de junio de 2021, en la Real Academia de la Historia, para cubrir la vacante de la medalla nº. 17 producida por el fallecimiento de José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano. El discurso que ha leído lleva por título “De hebraísmo y hebraístas en la Real Academia de la Historia: trabajos publicados en su Boletín sobre historia, sociedad y cultura judía (1877-2020)”. En nombre de la Corporación ha sido contestada por Mª Jesús Viguera Molins.

Espacio temático 2 de Mayo de 1808

La Real Academia de la Historia ha elaborado el espacio temático 2 de mayo de 1808  que pretende acercar al público los acontecimientos que hoy se conmemoran, abordados desde dos coordenadas: las personas que lo vivieron y protagonizaron y las localizaciones desde donde el pueblo de Madrid lideró el levantamiento contra los franceses.

Fallece Rafael Benjumea Cabeza de Vaca

La Real Academia de la Historia lamenta profundamente el fallecimiento este pasado miércoles, 7 de abril de 2021, de Rafael Benjumea Cabeza de Vaca, presidente del patronato de la Fundación Duques de Soria desde su creación el 1 de marzo de 1989, institución con la que la Real Academia de la Historia ha compartido proyectos e iniciativas.

 
 
 
 

Jaime Salazar y Acha ingresó el pasado domingo día 18 de junio de 2017 en la Real Academia de la Historia, para cubrir la vacante de la medalla nº. 13,  producida por el fallecimiento de José María Blázquez. La candidatura de Jaime Salazar había sido presentada por los académicos Faustino Menéndez-Pidal, José Antonio Escudero y Luis Alberto de Cuenca. El nuevo académico fue elegido el 25 de noviembre de 2016.

El nuevo Académico pronunció su discurso de ingreso sobre el tema Las señas de identidad del Rey en España a través de los siglos, en el que hizo un resumen de los aspectos más íntimamente relacionados con la imagen personal del monarca, dentro del ámbito más puramente dinástico de la Monarquía.

Comenzó exponiendo los nombres de pila que eran impuestos a los monarcas de los distintos reinos hispánicos, de los que resaltó su gran contenido simbólico. Subrayó que en la dinastía astur-leonesa estos nombres fueron preferentemente de raíz visigótica y en la navarro-aragonesa de origen vasco, destacando que el advenimiento de la casa de Austria aportó los nombres de Carlos y Felipe, tomados de sus antepasados borgoñones, que son los que, continuados por la casa de Borbón, han llegado hasta la actualidad.

Expuso que el uso de ordinales, unidos a los nombres de los reyes, es relativamente moderno, aunque en la baja Edad Media los cronistas solían utilizarlos para distinguir a unos reyes de sus homónimos, pero que es sólo a partir del siglo XVI, cuando el monarca adopta oficialmente un número romano para denominarse.

Refirió que es más reciente todavía el uso de apellidos por parte de los miembros de la familia real, costumbre que sólo se remonta al siglo XIX, denunciando el uso retrospectivo que se hace actualmente por parte de algunos historiadores de unos supuestos apellidos, que jamás los personajes de otros tiempos utilizaron para distinguirse.

Por último, subrayó que en la Monarquía española no ha habido más que una dinastía, que proviene del matrimonio de los Reyes Católicos, herederos respectivos de sus antepasados castellanos, aragoneses, catalanes y navarros, y que hoy representa nuestro actual monarca, descendiente biológico de todos ellos.

En nombre de la Corporación fue contestado por Feliciano Barrios Pintado.


Share This