Ingreso puerto sarmientoEl Excmo. Sr. D. Francisco Javier Puerto Sarmiento ingresó en la Real Academia de la Historia

Domingo, 28 de octubre de 2012

El Excmo. Sr. don Francisco Javier Puerto Sarmiento ha ingresado hoy domingo día 28 de octubre de 2012 en la Real Academia de la Historia, para cubrir la vacante de la medalla nº. 14 producida por el fallecimiento de don Manuel Jesús González y González. La candidatura de don Francisco Javier Puerto fue presentada por los académicos José Alcalá Zamora, don Faustino Menéndez Pidal y don Carlos Martínez Shaw. El nuevo académico fue elegido el 3 de febrero de 2012.

El discurso que ha leído lleva por título Ciencia e Historia (Oración de Gracias). En nombre de la Corporación ha sido contestado por el académico don Luis Alberto de Cuenca y Prado.

 


Ciencia e Historia (Oración de Gracias)

El discurso se desarrolla, fundamentalmente, sobre dos cuestiones: la relación entre la Ciencia y las Humanidades y la definitiva solución de la llamada “polémica de la Ciencia española”, a través del trabajo de los historiadores de la Ciencia.

Las mal denominadas “dos culturas”, nacieron de un tronco común y se fueron distanciando a partir de la “revolución científica”, por la complejidad creciente en los métodos y el lenguaje científico. En el texto se defiende la obvia consideración de la Ciencia como una parte de la Cultura, y la necesidad de la interconexión entre las ciencias y las humanidades para mejor comprender el complejo desarrollo humano a través de los tiempos.

Desde ese punto de vista, la discusión intelectual sobre la introducción e institucionalización de la Ciencia en España, se abordó desde la “polémica de la Ciencia española” en donde, a partir de una comprensión no siempre exacta de lo que es la Ciencia, se emplearon falsos argumentos históricos en una palestra eminentemente política. El ejercicio profesional de los historiadores de la Ciencia durante el siglo XX y XXI, permite conocer, con bastante exactitud, cual ha sido el verdadero desarrollo de la misma en nuestro suelo, con lo cual esa añeja polémica queda enterrada para siempre.

En el discurso se realiza una pequeña Historia de la Historia, en reconocimiento del autor a quienes han sido sus maestros, principales protagonistas, muchos de ellos, de los textos que nos permiten conocer hoy esa parcela de nuestro pasado.

El subtítulo (Oración de gracias) se mantiene en recuerdo y homenaje a Casimiro Gómez Ortega, catedrático primero de Botánica del Real Jardín Botánico, poeta, director de las expediciones botánicas a ultramar durante el siglo XVIII, quien entró en esta institución en 1770, con un discurso que llevaba, acaso como el de todos los académicos, ese título y es el único boticario que ha pertenecido a la misma antes que quien ahora es recibido en la Academia.

Javier Puerto

Share This