odonelEn este año de 2009 se conmemoran los doscientos años del nacimiento de Leopoldo O´Donnell y Joris, presidente del Consejo de Ministros de Isabel II en tres ocasiones y capitán general de los Ejércitos. De origen irlandés en abrumador porcentaje, era también descendiente de escoceses, ingleses, bearneses y suizos, genéticamente extranjero pues “por los cuatro costados”. En opinión del marqués de Lozoya su físico denotaba su sangre norteña, a la cual debía su majestuosa y noble prestancia física.

Austeridad y seriedad fueron manifestaciones de un hombre curtido por la época durísima que le tocó vivir en el seno de una patria y de una familia fraccionada ideológicamente y que forjaron su carácter, definiéndolo Galdós con no oculta admiración, como Hombre bien templado para el infortunio. Como militar destacaron en él el valor, el don de mando, la devoción que inspiraba a sus soldados… Para su actuación como político contó con un enorme sentido común y un gran pragmatismo. Fue un notable director de equipo y supo atraerse a sí y a su programa, a los mejores colaboradores, viniesen de donde viniesen.

Su tiempo se caracterizó porque las circunstancias históricas determinaron que no hubiera un solo militar profesional puro, como lo habían sido los de la época anterior. De forma más o menos caracterizada, todos tuvieron que optar y en ocasiones más de una vez, militando en uno u otro bando. Fue otro signo de la era romántica que parecía imponer vehementes actitudes.

Sin embargo, la Unión Liberal que O’Donnell fundó —un lugar de encuentro entre progresistas y moderados acorde con las necesidades de la sociedad— supuso un compromiso entre todos construido sobre los principios de consenso, mucho más que el triunfo de una facción política sobre otras, por lo que consiguió una armonía y una estabilidad desconocidas desde medio siglo atrás.

La figura de hombre público de O´Donnell adquiere su verdadera dimensión no en análisis de sus éxitos o de sus errores, en el casuismo o en el detalle, sino en el resultado general y en la comparación. Es el genuino representante de un auténtico moderantismo que presidió toda su vida, protagonizando una etapa política entre la revolución y la reacción, en la que España se tomó unos momentos de reflexión y recuperación, desgraciadamente breves e insuficientes.


PROGRAMA

  • Miércoles, 11 de noviembre Presentación D. Carlos Seco Serrano. Consideraciones familiares y personales de la figura histórica D. Hugo O’Donnell y Duque de Estrada
  • Jueves, 12 de noviembre Leopoldo O’Donnell, soldado ante todo D. Hugo O’Donnell y Duque de Estrada
  • Viernes, 13 de noviembre La vida política del Primer Duque de Tetuán D. Hugo O’Donnell y Duque de Estrada
Share This