• A  A  A  

Wenceslao Emilio Retana Gamboa

Boadilla del Monte (Madrid), 28.IX.1862 – Madrid, 22.I.1924. Escritor y filipinólogo.

Nació en Boadilla del Monte (Madrid) el 28 de septiembre de 1862. Joven de espíritu despierto y ávido de conocimientos, tras los años iniciales de formación en latines y humanidades, se encaminó hacia la vida militar y se matriculó en la Academia de Ingenieros Militares con sede en Guadalajara. Cambió de rumbo y opositó para Hacienda, y así en 1884 pasó al Archipiélago filipino como funcionario de dicho Ministerio.

Seis años fue íncola de las islas, pues motivos de salud aconsejaron su regreso a la Península; pero fue tiempo suficiente para enamorarse de aquellas tierras y adquirir un profundo conocimiento de las gentes y de la sociedad hispano-filipina. Su vocación periodística plasmó sus aficiones y sus observaciones en los tabloides y semanarios en los que rubricó muchos de sus artículos, algunos de ellos firmados con el pseudónimo Desengaños. En Manila fue redactor de los diarios La Oceanía Española, subdirector de La Opinión y colaborador habitual de La España Oriental y el Porvenir de Bisayas. Comenzó así a cultivar su afición a la bibliografía filipina y a las investigaciones históricas que en un futuro inmediato le ganaron reputación de erudito filipinólogo y le abrieron las puertas a la participación y organización de los Congresos Internacionales de Americanistas y Orientalistas celebrados en 1892.

En 1890 se estableció en Madrid. En las elecciones de 5 de abril de 1896, fue diputado en Cortes por Cuba (distrito de Guanabacoa) y poco tiempo después gobernador civil de Huesca y Teruel, e inspector general de la Policía de Barcelona en 1918.

De su pluma se surtieron muchos periódicos y revistas de la villa y corte, principalmente El Heraldo de Madrid y El Nacional. En su entrada de la Enciclopedia Espasa Calpe, de la que fue colaborador, recalca que “el acierto con que predijo en el mencionado Heraldo la insurrección filipina (1896) constituyó un éxito de extraordinaria resonancia, pues aparte que tales artículos tuvieron repercusión en el Congreso de los Diputados, los que luego escribió sobre el alzamiento filipino no sólo merecieron la glosa de los principales periódicos de España, sino de los más importantes del extranjero. A partir de entonces, el nombre de Retana y Gamboa quedó asociado al de Filipinas”. Los celos obvian que los descubridores del Katipunan fueron los agustinos, concretamente el padre Agustín Fernández, que tres meses antes del hallazgo que hiciera el padre Mariano Gil, ya había denunciado al general Blanco las maniobras de los revolucionarios, pero la autoridad civil ignoró sus avisos. Sobre el padre Mariano Gil se pronunció primero favorablemente y después tachándole de que “se acreditase que había sido él, exclusivamente él, el descubridor del Katipunan y, por tanto, el salvador de España en Oceanía”. Otro agustino, el padre Santiago Vela, le ha corregido con un juicio más sereno y desapasionado: “Ahí están las historias de la insurrección filipina, que le proclaman [al padre Gil], dedicando una de sus páginas más brillantes a la relación de aquel acontecimiento, mal que les pese a los aduladores de hoy y detractores ayer de la raza malaya”. A la relación de Retana con los agustinos, concretamente su amistad con el padre Eduardo Navarro, debe muchos de sus méritos e informaciones, que no se saldaron con la edición de la obra Estadismo de las Islas Filipinas del agustino J. Martínez de Zúñiga.

Hombre de valía e iniciativa, fue cofundador de la revista La Política de España en Filipinas a cuya sombra cultivó sus estudios históricos, biográficos y bibliográficos “que constituyeron la pasión de toda su vida”. De él escribió el bibliófilo A. Graíño: “De Retana puede decirse que ha consagrado su vida entera al estudio de las Islas Filipinas, y señaladamente a la historia de aquel país, en la que ha descollado de tal suerte, que se le considera el primero de sus investigadores”.

Fue Miembro de las Sociedades Geográficas de Berlín y Viena, del Instituto de las Indias Neerlandeses de La Haya y encomendado de la Orden de Alfonso XII.

Fue académico electo de la Real Academia de la Historia en 1922, pero no llegó a tomar posesión.

Sus últimos años estuvieron muy marcados por los achaques de su enfermedad y falleció en Madrid el día 22 de enero de 1924.


Obras de ~: El Indio Batangueño. Estudio etnográfico, Manila, 1888; Frailes y Clérigos (Folletos Filipinos 1), Manila, 1890; Apuntes para la Historia (Aniterías y Solidaridades) (=Folletos Filipinos 2), Manila, 1890; Sinapismos (Bromitas y critiquillas) (=Folletos Filipinos 3), Manila, 1890; Reformas y otros excesos (=Folletos Filipinos 4), Manila, 1890; Avisos y Profecías, Madrid, Imprenta de la viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1892; Algunos documentos relativos a la Universidad de Manila, Madrid, 1892; Filipinas: Cosas de allá (Páginas literarias), Madrid, Viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1893; Bibliografía de Mindanao (Epítome), Madrid, Viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1894; Supersticiones de los Indios Filipinos. Un libro de aniterías, Madrid, Viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1894; Archivo del bibliófilo filipino. Recopilación de documentos históricos, científicos, literarios y políticos y estudios bibliográficos, Madrid, Viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1895; 5 vols.; El Periodismo Filipino. Noticias para su historia (1811-1894). Apuntes bibliográficos. Indicaciones biográficas. Semblanzas. Anécdotas, Madrid, Viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1895; Fiesta de toros en Filipinas, Madrid, Viuda de M. Minuesa de los Ríos, 1895; Los antiguos alfabetos de Filipinas. (Notas bibliográficas), Manila, 1895; Mando del General Weyler en Filipinas 5 Junio 1888-17 Noviembre 1891. Apuntes y documentos para la Historia política, administrativa y militar de dichas Islas, Madrid, 1895; Catálogo abreviado de la Biblioteca Filipina, Madrid, 1898; Los Frailes Filipinos por un Español que ha residido en aquel País, Madrid 1898; Vida y Escritos del Dr. José Rizal, Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1907; Tablas cronológica y alfabética de imprentas e impresores de Filipinas (1593-1898), Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1908; Noticias históricobibliográficas de El Teatro en Filipinas desde sus orígenes hasta 1898, Madrid, Librería General de Victoriano Suárez, 1909; Breve diccionario biográfico de los Ingenieros militares que han estado en las Islas Filipinas desde 1565 hasta 1898, Madrid, 1923.

Bibl.: M. Artigas y Cuerva, Quién es Retana. Su antaño y hogaño. Reseña bio-bibliográfica, Manila, 1911; VV. AA., Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, L, Barcelona, España, 1923, págs. 1378-1379; V. Castañeda, “Noticias”, en Boletín de la Real Academia de la Historia (BRAH), 84 (1924), págs. 374-378; J. N. Schumacher, “Wenceslao E. Retana: An Historiographical Study”, en Philippine Studies, 10 (1962), págs. 550-576; Marqués de Siete Iglesias, “Real Academia de la Historia. Catálogo de sus individuos. Noticias sacadas de su archivo”, en BRAH, t. CLXXVIII, cuad. I (enero-abril de 1981); A. Caulín, “Retana y la historia de Filipinas”, en Espacio, Tiempo y Forma, 6 (1993), págs. 419-440; J. Barreiro, Cruces de Bohemia: Vidal y Planas, Noel, Retana, Gálvez, Dicenta y Barrantes, Zaragoza, Unaluna Ediciones, 2001.


Biografía escrita por Isacio Rodríguez Rodríguez procedente del Diccionario Biográfico Español.

Share This