• A  A  A  

Vicente Barrantes Moreno

Badajoz, 24.III.1829 – Pozuelo de Alarcón (Madrid), 17.X.1898. Político, escritor, historiador y bibliófilo.

Miembro de una familia de ascendencia liberal, pese a haber sido víctima de la represión absolutista, cursó estudios en el seminario de san Atón de Badajoz, lo que le permitió entrar en contacto con su importante biblioteca. En su familia existieron desde el siglo XVI individuos relacionados con la Historia, como Pedro Barrantes Maldonado o fray Francisco Barrantes. En 1841, al fallecimiento de su padre, comenzó a trabajar en la escribanía de la administración militar, que constituyó su medio de vida en lo sucesivo.

Desde muy pronto, en 1846, se le conocen ya sus primeras colaboraciones en la prensa local de Badajoz, en El Guadiana con un soneto de tono patriótico a la tumba de Daoiz y Velarde. En 1848 marchó a Madrid, donde esas contribuciones serán cada vez más frecuentes en La Ilustración y en El Bardo, del que será director. Aquí publicará una serie de artículos satíricos contra dirigentes políticos del momento, de las que se arrepentirá más tarde y le causarán algún problema.

Durante ese período colaborará en otras publicaciones periódicas, cultivando la novela histórica, y preocupado también por cuestiones relativas a la educación de la juventud. También publicará en Las Novedades una serie de artículos en los que hacía énfasis en la unidad ibérica, lo cual le servirá para la concesión de la Cruz de la Orden de Cristo de Portugal.

Es entonces cuando aparece la primera edición de una obra poética titulada Las Baladas Españolas. A esa época corresponden también sus traducciones de obras de Dumas y de Balzac y numerosas colaboraciones en otras publicaciones. En ocasiones firmó con el seudónimo de Publicio y el Abad de Rascafría.

Desde 1866 hasta 1871 reside en Filipinas como secretario del Gobierno civil de Manila, cuya actividad le valió más tarde, en 1871, la concesión por el Ministerio de Ultramar de la gran Cruz de Isabel la Católica por los servicios que prestó a la instrucción pública en aquellas islas. Durante su estancia allí continuará publicando diferentes trabajos que tendrán como objetivo dar a conocer la sociedad tagala.

Otro interés de su actividad fue la bibliofilia, en especial la producción relativa a todo lo que tuviese relación con Extremadura. Su inicio estuvo en la publicación de un Catálogo razonado […] que fue ampliado considerablemente en una segunda edición, con anotaciones manuscritas por si pudiera ampliarse y que denominó Aparato bibliográfico para la historia de Extremadura, varias veces reeditado. Ello le permitió reunir una importante colección de libros, manuscritos, folletos y hojas sueltas que constituirán más adelante su legado.

La exclaustración de los jerónimos del monasterio de Guadalupe en 1835 por las leyes desamortizadoras lo convirtieron en los años siguientes en ruina. Gracias a la intensa actividad de Barrantes en la prensa se logró que el monasterio fuese considerado Monumento Nacional en 1879 y de ese modo salvar gran parte del patrimonio acumulado en los siglos pasados.

Desde 1920 se conserva su importante legado bibliográfico, gracias a su interés y al de su hijo Vicente Barrantes Abascal.

También cultivó otros temas dentro de la historia y la arqueología de Extremadura, como su interés por las Hurdes y sus leyendas, a través de su relación con el notario de esa comarca, Romualdo Martín Santibáñez, que hará saltar a la realidad nacional la cuestión en que se hallaba. También colaboró en El folclore frexnense y bético extremeño, sobre temas etnográficos.

De gran interés es su incursión en el tema arqueológico, especialmente sobre las marcas de alfarero, halladas hasta ese momento en las cerámicas sigillatas de Mérida.

En 1871 fue elegido académico de la Historia, tomando posesión el 14 de enero de 1872 y en 1876 lo fue de la Real Academia Española de la Lengua, con un discurso en el que criticaba al krausismo, producto de una evolución hacia posiciones políticamente más conservadoras. Su salud, resentida a consecuencia de la amputación de una pierna y circunstancias de tipo personal como el fallecimiento de su esposa, le hizo derivar en ello centrándose especialmente en los trabajos de tipo bibliográfico antes citados.

Como político fue elegido diputado y senador por la provincia de Cáceres en diversas legislaturas, hasta 1898, año en que falleció.


Obras de ~ : […] Baladas españolas, Madrid, Imprenta de Julián Peña, 1853; Plutarco de los niños: libro de lectura para las escuelas de instrucción primaria, Madrid, 1857; La corona de Castilla: alegoría dramática, escrita en celebridad del nacimiento de su alteza Real Don Alfonso de Borbón, príncipe de Asturias, Madrid, Imprenta de la Tutelar, 1857; Juan de Padilla, 1855 (vol. 1) y 1856 (vol. 2); Siempre tarde, Madrid, Imprenta de Alhambra y Compañía, 1862; Catálogo razonado y crítico de los libros, memorias y papeles, impresos y manuscritos, que tratan de las provincias de Extremadura así tocante a su historia, religión y geografía, como a sus antigüedades, nobleza y hombres célebres, Madrid, Imprenta y Estereotipia de M. Rivadeneyra, 1865 (reed. facs. Pamplona, Analecta, 2000); Cursos seguidos en la Universidad de la Vida, Madrid, Imprenta de E. Aguado, 1867; Apuntes Interesantes sobre Las Islas Filipinas, etc., escritos por un Español de larga esperiencia en el pais y amante del progresso, Madrid, Imprenta de El Pueblo, 1869; La instrucción primaria en Filipinas por […] Madrid; Manila, Imprenta de la Iberia; La línea recta: carta a S.A. el Regente de España, Madrid, Imprenta de Rojas, 1869; Epístola religiosa y social dirigida al eminente filósofo Fr. Zeferino González, junio de 1873, Badajoz, Imprenta de José Santamaría y Navarro, 1873; Narraciones extremeñas, Madrid, Imprenta de J. Peña, 1873; Discurso leído ante la academia de la historia, en su pública instalación en la casa del nuevo rezado, Madrid, Imprenta de José Rodríguez, 1874; Cuentos y leyendas, Madrid, Tipografía de P. Núñez, 1875; Días sin sol por […] con una carta de Antonio de Trueba, Madrid, Imprenta Administración, 1875; Aparato bibliográfico para la Historia de Extremadura, Madrid, 1875-1877 (ed. facs. Badajoz, 1999); V Discursos leídos ante la Real Academia Española a 25 de marzo de 1876, Madrid, Tipografía Nuñez, 1876; Barros emeritenses. Estudio sobre los restos de cerámica romana que suelen hallarse en las ruinas de Mérida, Madrid, T. Fortanet, 1877; Guerras piráticas de Filipinas contra mindanaos y joloanos, Madrid, 1878 (reed. Málaga, Algazara, 2004); Índice de la Biblioteca extremeña, Madrid, Imprenta de El Mundo político, 1881; Indice de la Biblioteca extremeña de […], Madrid, Imprenta de El Mundo político, 1881; Cartas sobre la cuestión hispano-francesa escritas al Diario Barcelona por Publicio, Madrid, Tipografía de Pedro Núñez, 1882; El teatro tagalo, por ~ individuo de número de las Reales Academias Española y de la Historia, Madrid, Tipografía de Manuel Ginés, 1890; “Las Jurdes y sus leyendas”, en Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid, 31 (1891).

Bibl.: A. Cortijo Valdés, Biografía del ~, Académico de la Historia y Cronista de Extremadura por Antonio Cortijo Valdés, Madrid, Julián Peña, 1873; A. Rodríguez-Moñino, “Bibliografía de Don Vicente Barrantes (1829-1898)”, en El Correo Extremeño (1929); “Bibliografía de Barrantes”, en Revista de Estudios Extremeños, IV (1945), págs. 461-484; E. Sarrablo, A. Correa y F. A. Álvarez, Inventario del Archivo del Real Monasterio de Guadalupe, Madrid, Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 1958; J. A. Muñoz Gallardo, “Apuntes bibliobiográficos de don Vicente Gallardo Moreno”, en Revista de Estudios Extremeños, XXVIII (1972), págs. 125-146; M. Pecellín Lancharro, “Vicente Barrantes Moreno”, en Historia de la Literatura en Extremadura, II (1981), págs. 99- 108; R. Senabre Sempere, “Literatura bajoextremeña del siglo xix”, en M. Terrón Albarrán, Historia de la Baja Extremadura, Badajoz, 1986, t. II, pág. 1199-1202 y 1209-1211; G. Torres Nebrera (dir.), Baladas españolas Vicente Barrantes, Badajoz, Carisma Libros, 1999; M. A. Lama, Los cimientos de la Historia. El Aparato Bibliográfico de Vicente Barrantes (ed. facs., 1999), págs. 15-32; F. Muñoz Ramírez, “Vicente Barrantes y Extremadura”, en Revista de Estudios Extremeños (2001), págs. 261-266; B. Pellistrandi, Un discours national? La Real Academia de la Historia entre science et politique (1847- 1897), Madrid, Casa de Velázquez, 2004, págs. 376-377.


Biografía escrita por Enrique Cerrillo Martín de Cáceres procedente del Diccionario Biográfico Español.

 

Share This