GaiteroBiografía escrita por Juan Carlos Miranda García. Biógrafo y nieto del músico.


Ramón García Tuero. El Gaitero Libardón. Cantante, músico y compositor.

Arroes (Asturias), 6.II.1864 – Libardón (Asturias), 21.X.1932.

De procedencia rural humilde, ya de niño mostró considerables aptitudes musicales. La fama le llegó pronto, gracias a cantar con voz tonante y, simultáneamente, acompañarse de manera virtuosa con la gaita o el armonio, llegando a componer un repertorio propio que forma parte del acervo musical asturiano y de otros territorios. Gracias a esa multiplicidad artística y a su carácter carismático, se ganó con facilidad la estima popular y, luego, el ser cartel de renombrados espacios artísticos. Dignificó e hizo conocer fuera de España la música tradicional asturiana, como pionero en trascender fuera de sus fronteras mediante giras, grabaciones discográficas o actuaciones en radio en los albores del siglo XX.

En 1889 una firma industrial le llevó a la Exposición Universal de París, en su primera salida al extranjero que le supuso un importante espaldarazo. Al año siguiente, se radicó por matrimonio en el pueblo de Libardón, de donde procede la denominación artística con la que pasó a la posteridad. En 1900 viajó nuevamente a París llevado por una marca de sidra asturiana, para participar en la Exposición Universal cuyo símbolo fue la torre de Eiffel. El éxito allí obtenido hizo que el jurado del certamen le concediera la Medalla de Mérito, uno de los muchos galardones que recibiría en su carrera, como el que más tarde le impuso el rey Alfonso XIII. A su vez, el gaitero compuso una canción para el príncipe de Asturias y fue también recibido en audiencia por la reina madre doña María Cristina y el general Primo de Rivera.

Su apogeo artístico abarcó las tres primeras décadas del siglo XX, con actuaciones por todo el territorio nacional que anunciaban al “laureado y famoso gaitero”, según rezaban los programas de la época. Más tarde inició el periplo por el extranjero, patrocinado por la pujante industria asturiana de la sidra achampanada para, posteriormente, hacerlo en tournées por su cuenta. En Europa viajó por Italia, Francia, Alemania e Inglaterra y, en 1907, llegó por primera vez a América, donde, hasta 1918 y en varios viajes desde España, la recorrió desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina. En Cuba coincidió con Enrico Caruso (1873-1921), percibiendo igual caché que el célebre tenor napolitano.

En 1911 acudió a la Exposición Internacional de Buenos Aires. Firmó allí un contrato de ámbito internacional con una firma de Nueva York para hacer grabaciones discográficas, actividad que ya inició en 1909 en España, y que continuó en años sucesivos para varias marcas fonográficas en estudios españoles y europeos. Tras asistir a la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, su última aparición sonada la hizo ese mismo año en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, poco antes de su fallecimiento que tuvo gran repercusión pública. Desde entonces, se suceden periódicamente homenajes en su memoria. Así, en 2001, fue designado como uno de los “20 asturianos del Siglo XX” en un certamen popular organizado a través de Internet por el diario gijonés El Comercio.


Bibl.: O. B. Gutiérrez, Canciones asturianas cantadas por el laureado Gaitero de Libardón, Buenos Aires, Osmundo B. Gutiérrez Editor, 1910; E. Martínez Torner, Cancionero musical de la lírica popular asturiana, Madrid, Est. Tipográfico Nieto y Cía., 1920, pág. XXXIX; E. Martínez Fernández, Gran Enciclopedia Asturiana, t. IX, Gijón, Silverio Cañada Editor, 1981, pág. 67; L. Castañón, Diccionario Geográfico Popular de Asturias, Oviedo, Servicio de Publicaciones del Principado de Asturias, 1990, págs. 40, 199 y 126-127; J. A. Fidalgo, “García Tuero, Ramón”, en Diccionario Geográfico de Asturias, Oviedo, Editorial Prensa Asturiana (EPA), 1990, pág. 519; J. C. Miranda, “El Gaitero Libardón, un mito popular asturiano”, en La Nueva España (LNE) (Oviedo), 18, 19 y 21 de noviembre de 1994; “El año en que ‘Libardón’ grabó para Columbia”, en LNE, 13 de octubre de 1996; P. Minden, La tonada asturiana. Un acercamiento musicológico, Oviedo, Real Instituto de Estudios Asturianos, 2001, págs. 3, 13-14, 42-43, 59, 62, 66-67, 76-89, 92-97, 103, 111-116, 133-134, 147, 159, 178, 183, 187-189 y 218.


 

 

Recursos en colaboración

  • A  A  A  
Share This