• A  A  A  

San Fermín, Pamplona (Navarra), m. s. iii – Amiens (Francia), c. 290. Obispo, mártir y santo.

Todo lo que se sabe de este obispo de Amiens, natural de la ciudad de Pamplona, viene dado por leyendas tan tardías que se duda muy razonablemente de la existencia histórica del personaje. Hasta el siglo viii no hay noticia alguna ni de su vida ni tan siquiera de su culto, y sólo a partir del siglo ix empieza a forjarse su leyenda. Según ésta, Fermín era hijo del senador Firmo de Pamplona, quien se convirtió al cristianismo con toda su familia gracias a la predicación de san Saturnino de Toulouse y de su discípulo Honesto. Éste se encargó de la educación cristiana de Fermín y, al hacerse viejo, consiguió que el joven recibiera la consagración episcopal de manos del obispo Honorato de Toulouse, cuando sólo contaba con veinticuatro años de edad. Al cumplir los treinta y uno, san Fermín abandonó Pamplona para predicar el Evangelio en las Galias. En Beauvais fue azotado y arrojado a la prisión por orden del gobernador Valerio, pero la repentina muerte de éste le permitió obtener la libertad. De allí pasó a Amiens, donde convirtió a muchos al cristianismo, entre ellos al senador Faustiniano. Encarcelado por orden de los gobernadores Lóngulo y Sebastián, fue decapitado secretamente en la cárcel un 25 de septiembre.

Su cuerpo fue recuperado por Faustiniano y dignamente sepultado.
Históricamente sólo es posible afirmar que a finales del siglo viii se veneraba en Amiens a un obispo de nombre Fermín, del que se ignoraba incluso su condición de mártir o confesor. Para obviar problemas el personaje se desdobló en dos y fue el mártir quien alcanzó mayor veneración, hasta el punto de adjudicarle unas reliquias y una extensa biografía. A la ciudad de Pamplona llegó una reliquia el año 1186, celebrándose la fiesta de su traslación el 10 de octubre. En 1590 la fiesta se trasladó al 7 de julio.

Bibl.: J. Corblet, Hagiographie du diocèse d’Amiens, vol. II, Paris, 1870, págs. 31-188; Bibliotheca hagiographica latina antiquae et mediae aetatis, vol. I, Bruxelles, Socii Bollandiani, 1898-1899, págs. 450-451; Bibliotheca hagiographica latina antiquae et mediae aetatis. Supplementi, Bruxelles, Bollandiani, 1911, pág. 126; G. D. Gordini, “Firmino”, en VV. AA., Bibliotheca Sanctorum, vol. V, Roma, Istituto Giovanni XXIII, 1964, cols. 866-870; J. Goñi, Historia de los obispos de Pamplona, vol. I, Pamplona, Universidad de Navarra, 1979, págs. 31-34; H. Fros, Bibliotheca hagiographica latina antiquae et mediae aetatis. Novum supplementum, Bruxelles, 1986, pág. 339; J. Arraiza Frauca, “Fermín”, en C. Leonardi, A. Riccardi y G. Zarri (dirs.), Diccionario de los santos, vol. I, Madrid, San Pablo, 2000, págs. 796-798; F. Azcona San Martín, “San Fermín, obispo y mártir”, en J. A. Martínez Puche (dir.), Nuevo año cristiano, vol. VII, Madrid, Edibesa, 2001, págs. 144-150.

Biografía escrita por Miguel C. Vivancos Gómez (Melilla 1958), doctor en Historia por la Universidad de Valladolid y licenciado en Ciencias Teológicas por la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos. Monje de Santo Domingo de Silos (Burgos) desde 1977 hasta 2014, actualmente reside en Madrid, de cuya diócesis es sacerdote. Es autor de numerosos libros de historia medieval y monástica, entre los que destacan los tres volúmenes de Documentación del monasterio de Santo Domingo de Silos (954-1300), Silos 1988-1998; Glosas y notas marginales de los manuscritos visigóticos del monasterio de Santo Domingo de Silos, Silos 1996, que fue su tesis doctoral; El monasterio de Montserrat de Madrid durante la persecución religiosa de 1936, Silos 2003; Glosas marginales de los manuscritos visigóticos de San Millán de la Cogolla, Logroño 2010; Reinado y diplomas de Sancho II de Castilla y León, Madrid 2014; Traducciones castellanas del códice De San Millán de la Cogolla RAH 59, Madrid 2015.

Recursos en colaboración

  • A  A  A  
Share This