• A  A  A  

José Ángel Sánchez Asiaín. Marqués de Asiaín (I).

Baracaldo (Vizcaya), 1.III.1929 – Madrid, 31.XII.2016. Banquero, profesor universitario, académico.

Hijo de Francisco Sánchez Fernández, natural de Proaza (Asturias), y de Julia Asiaín Lasantas, natural de Corella (Navarra). José Ángel fue uno de los dos hijos varones del matrimonio, que, además, tuvo una hija.

José Ángel Sánchez Asiaín hizo sus estudios primarios en la escuela pública de Baracaldo. Cursó el bachillerato en el Colegio de los padres jesuitas de Indauchu, Bilbao. Terminado el bachillerato, ingresó en la Universidad Comercial de Deusto. En el año 1952 se licenció por esa Universidad y se doctoró en 1958 en Economía (Dinero y Finanzas) por la Universidad Central de Madrid, con una tesis sobre los impuestos directos e indirectos, dirigida por el profesor Fuentes Quintana. Fue doctor honoris causa por la Universidad del País Vasco (1996), por la Universidad Miguel Hernández de Elche (1999) y por la Universidad de Valladolid (2001).

En 1954 comenzó su carrera en el Servicio de Estudios del Banco de Bilbao, lo que le permitió unir la investigación financiera en ese Servicio a la enseñanza, que ya ejercía como profesor de Política Económica. Trató de insertar ese Servicio en la vida operativa del Banco para que la actividad normal de la casa recibiera el apoyo técnico, la visión de futuro y las posibilidades de crítica que le permitieran competir con ventaja en el mercado bancario. Promocionó el Boletín de Londres, que gozaba de gran prestigio en la institución y en los medios financieros afines. Se convirtió muy pronto en una excelente información de los mercados exteriores, en aquel entonces tan desatendidos en España. Asimismo, impulsó diversos proyectos, entre los cuales destaca La Renta Nacional y su distribución provincial, que durante muchos años ha servido de referencia entre los economistas para los estudios sobre la renta provincial de España. Subproducto de esos estudios fue la posterior reorganización regional del Banco que habría de adoptar cuando asumió más altas responsabilidades en la institución. Fue en ese Servicio donde inició su hábito de analizar la economía española inscribiéndola en un escenario abierto y adelantado al futuro. Fue nombrado subdirector del Servicio de Estudios en 1956, y director en 1959. En este año, reclamado por el ministro de Industria Gregorio López Bravo, aceptó el nombramiento de secretario general técnico del Ministerio. En ese paso por la política, dejó tres legados permanentes a la administración económica española: la creación del Servicio de Estudios del Ministerio de Industria en el que se iniciaron, bajo su dirección, los primeros análisis de economía industrial, con los que hasta entonces no había contado la política económica de España; la publicación de la revista Economía Industrial, órgano de expresión del Ministerio de Industria en la que se publicaban los análisis y estudios sobre la de España. También fundó el Servicio de Encuesta de la Coyuntura Industrial, gracias al cual ha resultado posible evaluar desde entonces la marcha e incidencias de la producción industrial, convirtiéndose en una de las pocas referencias con las que resulta posible conocer a tiempo el pulso variable de la actividad económica española.

Durante los años 1962-1966 formó parte de la Comisión Consultiva del I y II Plan de Desarrollo y presidió la Ponencia de Productividad del I Plan puesto en marcha por Laureano López Rodó. Fue también director general de Productividad Industrial, consejero del Instituto Nacional del Libro, consejero del Instituto Nacional de Cinematografía, consejero del Instituto de Desarrollo Económico, consejero del Fondo Nacional de Protección del Trabajo y miembro de la Junta de Gobierno del Instituto de Desarrollo Económico. Formó parte de las delegaciones españolas cerca del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional del Gobierno de Italia, de Argentina y de Uruguay.

Fue consejero director del Instituto de Estudios Financieros (1955-1962), director del Boletín de Estudios Económicos (1956-1969), secretario del Consejo de Redacción de Cuadernos Bibliográficos de Hacienda Pública (1956-1962), presidente del Centro de Investigación para la Inversión, Capital y Riqueza Nacional de España (1965-1969), miembro del Consejo de Economía Nacional (1975-1980), presidente del Comité encargado por el Gobierno de elaborar el Plan Nacional de la Industria Electrónica (1981-1983) y miembro del Consejo Asesor para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Industria (1987-1994).

Su actividad docente fue muy amplia. Durante 1952-1957 fue profesor ayudante de Política Económica en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Bilbao. Y en los años 1954-1958 fue profesor de Hacienda Pública y Derecho Fiscal en el Instituto de Formación Profesional Bancaria y profesor ayudante de Teoría Económica en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Valladolid. Entre 1954 y 1961 fue profesor de Hacienda Pública en la Universidad Comercial de Deusto y, en la Facultad de Ciencias Económicas de Valladolid, durante los años 1958-1962 fue profesor encargado de curso de Hacienda Pública y Derecho Fiscal. En ese último año de 1962 obtuvo por oposición la Cátedra de dicha materia en esa Universidad, pasando a ocupar en 1968 la Cátedra de igual denominación en la Facultad de Ciencias Económicas de Bilbao, hasta su excedencia en 1974.

En 1966 retornó al Banco de Bilbao como director general adjunto. En 1968 pasó a ser director general y en 1970 consejero director general. En 1974 fue nombrado presidente del Consejo de Administración del Banco y de su Corporación Financiera. Su gestión al frente del Banco de Bilbao quizá quepa resumirla, en un intento de síntesis extrema, señalando que supo impulsar y consolidar una experiencia empresarial de gran originalidad, al haber logrado unir el análisis, la previsión del futuro y la gestión eficaz que supo encontrar el justo equilibrio entre la tradición y la innovación, entre el dinamismo y la estabilidad. También logró promover el sentido de responsabilidad social en la gran empresa bancaria que presidió. Supo no conformarse con la visión y los programas de alcance sólo a corto plazo y plantear la acción hacia el futuro. Como resultado de ello, promovió los programas de fusión que parecen imprescindibles para competir en la Europa unida y en los mercados exteriores.

Fue también presidente del Banco Industrial de Bilbao (1982-1989) y del Banco de Bilbao Deutschland (1984-1991). Fusionados los Bancos de Bilbao y Vizcaya asumió la co-presidencia del Consejo de Administración del BBV (1988-1990) y a partir de esta última fecha fue consejero y miembro de la Comisión Permanente. Fue consejero de la Empresa Nacional de Autocamiones (ENASA) (1962-1968) y de Fertiberia (1962-1968), consejero y miembro del Comité Ejecutivo del Banco de Crédito Industrial (1963-1968), consejero y miembro del Comité Ejecutivo de Iberduero (1968-1974), consejero y miembro del Comité Ejecutivo de Altos Hornos de Vizcaya (1968-1974) y consejero del United International Bank (1971-1979). Fue también presidente del Patronato del Museo del Prado (1990-1993), gobernador de la Fundación Europea de la Cultura (Ámsterdam) (1994-1999), consejero de Nomisma, Sociedad de Estudios Económicos de Bolonia (1984-1989), vicepresidente de esta compañía (1989-1998), consejero del Istituto per le Opere di Religione (IOR) del Vaticano (1989-2006) y presidente del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Madrid (1998-2003).

Un rasgo sobresaliente de Sánchez Asiaín fue su faceta humanista, además de su papel como mecenas de científicos y artistas. Siendo presidente del Banco de Bilbao decidió que se adquiriese la editorial Espasa Calpe tratando de devolverla a su antigua pujanza. Fue pionero en organizar las exposiciones de pintura y escultura en el Banco, apoyó la actividad musical y emprendió una labor editorial con reimpresiones de libros olvidados en nuestra producción literaria, pero decisivos para el conocimiento de nuestra historia. Desde esa posición lideró en 1986 una nueva aventura intelectual, la creación del Colegio Libre de Eméritos Universitarios, con el fin de que varios profesores españoles pudiesen continuar su protagonismo cultural y científico más allá de los límites que imponía la jubilación. Fue su presidente hasta 2004 y ocupó la Presidencia de Honor. Especialmente destacadas fueron sus actividades en la Fundación BBV desde su constitución en 1990, hasta el año 2000 en que accedió a la Presidencia de Honor. Desde esta Fundación inició una intensa labor de investigación y análisis sobre los grandes problemas que afectaban a la sociedad española, sometiendo a debate soluciones alternativas a esos problemas, siempre con espíritu de innovación y de responsabilidad social. Y así fueron objeto de análisis en la Fundación el Estado del Bienestar, mercado de trabajo, construcción de Europa, crisis de valores, relaciones entre ciencia, tecnología y cultura, entre otros. La Fundación BBV destacó también por el esfuerzo hecho para que sus análisis y publicaciones llegaran a amplias capas de la sociedad española.

En el orden académico, fue miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas (1987), miembro de honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1991), miembro de la Real Academia de la Historia (1992), de la Academia Scientiarum et Artium Europaea (Salzburgo) (1993), perteneciendo a su Senado y ejerciendo la presidencia de la Delegación Española. Fue también miembro de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras de Barcelona (1994). Desde 1990 presidió la Fundación COTEC para la Innovación Tecnológica y desde el 2000 la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). Formó parte del Patronato de la Fundación Príncipe de Asturias, de la Fundación Duques de Soria, de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados, del Instituto Universitario Ortega y Gasset y de la Fundación Jacinto de Inocencio Guerrero.

Estuvo en posesión de la Gran Cruz del Mérito Civil (1964), gran oficial de la Orden del Mérito de la República Italiana (1984), gran comendador de la Real Orden de la Estrella Polar de Suecia (1994), Gran Cruz del Infante Don Enrique de Portugal (1996), Gran Cruz de la Orden Alfonso X el Sabio (1999), gran oficial de Stella della Solidarietà Italiana (2005). Fue comendador de la Orden de San Gregorio Magno del Vaticano (2006). Además recibió numerosos premios y medallas de muchas instituciones en reconocimiento a sus méritos científicos, empresariales y como impulsor de las letras y las artes. En 2013, logró el Premio Nacional de Historia por su obra La financiación de la Guerra Civil española.

José Ángel Sánchez Asiaín estuvo casado con María Antonia Sanz González. El matrimonio tuvo cinco hijos, dos varones y tres mujeres. Sus principales aficiones fueron la lectura y la música. Por Real Decreto de 8 de abril de 2010 se le concedió el título de marqués de Asiaín para él y sus sucesores.


Obras de ~: Reflexiones sobre la Banca. Los nuevos espacios del negocio bancario, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1987; La empresa como realidad estética, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1991; “La empresa en la Centesimus Annus”, en Anales de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Madrid, Espasa Calpe, 1991; “Contestación”, en R. Termes Carrero, Antropología del capitalismo, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1992; “La interdisciplinariedad del gasto sanitario”, [contestación al discurso de recepción] en J. J. Goiriena de Gandarias, La salud en el año 2000, Bilbao, Real Academia de Medicina del País Vasco, 1992; “El sistema financiero español ante la Unión Económica Europea”, en España y la Unión Europea, Barcelona, Plaza y Janés, 1992; La Banca española en la Guerra Civil 1936-1939, Madrid, Real Academia de la Historia, 1992; “El déficit tecnológico español como problema económico y cultural”, en Problemas económicos españoles en la década de los 90, Barcelona, Plaza y Janés, 1993, págs. 415- 445; Los efectos de la perestroika en el sistema bancario de la Unión Soviética, Madrid, Espasa Calpe, 1993; Las inquietudes de Europa. Reflexiones sugerencias y utopías, BarcelonaReal Academia de Ciencias Económicas y Financieras de Barcelona, 1994; El protagonismo cívico frente a los bienes y el patrimonio cultural, Madrid, Anales de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1995; Algunas reflexiones sobre la ética hechas desde el mundo financiero, Madrid, Anales de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1996; “Contestación”, en J. T. Lomba, Crecimiento del sector público con especial referencia al gasto en educación, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1996; “Contestación”, en J. Barea Tejeiro, Disciplina presupuestaria e integración de España en la Unión Monetaria, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1997; “Contestación”, en J. A. Samaranch, El olimpismo y las artes, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1998; “Desafíos y oportunidades de las Academias”, [intervención en la solemne sesión de clausura del Encuentro de la Academia Europea de Ciencias y Artes (AECYA)] en Papel e importancia de las Academias en el Siglo xxi: cómo pueden las Academias ayudar a la Sociedad, Madrid, Academia Europea de Ciencias y Artes, 1998; Economía y finanzas de la Guerra Civil española 1936-1939, Madrid, Real Academia de la Historia, 1999 (Col. Clave Historial); “La economía en la Guerra Civil española 1936-1939”, en Historia Económica de España. Siglos xix xx, Madrid, Galaxia Gutenberg, Círculo de Lectores, 1999; “Desafíos de Europa en el siglo xxi”, en Intervenciones de inauguración y clausura del Encuentro de la Academia Europea de Ciencias y Artes, Madrid, Academia Europea de Ciencias y Artes, 2000; “Algunas reflexiones académicas sobre los retos del presente”, [conferencia en el ciclo Los retos del presente, de la Universidad Jaume I, Casino Antiguo, Castellón, 1 de junio de 2000]; Cara y Cruz de la Economía Digital. Reflexiones sobre un nuevo reto social, Valladolid, Universidad, 2001; “El reto de Europa. Innovación, conocimiento y nueva economía”, en Papeles y Memorias de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, n.º IX, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 2001; “El cambio en la economía productiva 1975-2000”, en Veinticinco años del reinado de S. M. Don Juan Carlos I, Madrid, Espasa Calpe, 2002; “Larraz y la tormenta monetaria del 36”, en Papeles y Memorias de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, n.º XI, Madrid, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 2003; “Contestación”, en M. J. González González, El concepto de orden social en la Historia del Pensamiento Económico, Madrid, Real Academia de la Historia, 2004; “El sistema financiero de la República durante la Guerra Civil”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, t. CCL, cuad. 1 (2004); La tecnología y la innovación como soportes del desarrollo, Madrid, COTEC-Fundación para la Innovación Tecnológica, 2005; La financiación de la Guerra Civil española: una aproximación histórica, Barcelona, Crítica, 2012.

Bibl.: E. Fuentes Quintana, “Contestación”, en J. A. Sánchez Asiaín, Reflexiones sobre la Banca. Los nuevos espacios del negocio bancarioop. cit.; F. Sopeña Ibáñez, “Contestación”, en J. A. Sánchez Asiaín, La empresa como realidad estéticaop. cit.; G. Anes y Álvarez de Castrillón, “Contestación”, en J. A. Sánchez Asiaín, La Banca española en la Guerra Civil (1936-1939)op. cit.; C. Ferrer Salat, “Contestación”, en J. A. Sánchez Asiaín, Las inquietudes de Europa. Reflexiones, sugerencias y utopíasop. cit.; C. Muñoz, “Laudatio”, en J. A. Sánchez Asiaín, Hacia una nueva cultura del trabajoop. cit.; S. Grisolía García, “Laudatio”, en J. A. Sánchez Asiaín, Misión de la universidad en la sociedad de conocimiento. La necesidad de una reflexión conceptual, Elche-Alicante, Universidad Miguel Hernández, 1999; Z. Jiménez-Ridruejo Ayuso, “Laudatio”, en J. A. Sánchez Asiaín, Cara y cruz de la economía digital. Reflexiones sobre el nuevo reto socialop. cit.; R. Sánchez Lissen, Los economistas de la Escuela de Madrid, Madrid, Instituto de Estudios Económicos, 2007; R. Ansón y J. Iranzo “Presentación” y “José Ángel Sánchez Asiaín. Presidente de COTEC y de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción)”, en Cuenta y Razón (Madrid, Fundación de Estudios Sociológicos), n.º 15 (mayo-junio-julio de 2010), págs. 7-11 y págs. 59-67, respect.


Biografía escrita por Manuel Jesús González González procedente del Diccionario Biográfico Español

Share This