• A  A  A  

Justo Zaragoza y Cucala

Alcalá de Chisvert (Castellón), 1833 – Madrid, 27.V.1896. Historiador americanista, editor.

Cursó estudios de Medicina en la Universidad de Valencia aunque luego se trasladó a Madrid donde ingresó en la Administración pública. En 1864 fue destinado a Cuba como inspector general de Aduanas. En La Habana realizó funciones de secretario político del gobierno, siendo oficial de voluntarios y desarrollando una vocación de escritor e historiador.

Fue considerado en su época como un ilustre americanista, que trabajó en colaboración con Marcos Jiménez de la Espada, naturalista e historiador, en sus estudios sobre América. En 1883 Justo Zaragoza era Académico de la Historia de Madrid, y para 1892 lo era, de manera honoraria, de la de Venezuela, y de la de Geografía y Estadística de México.

En 1891 Justo Zaragoza se trasladó a Huelva para asistir al Congreso sobre el IV Centenario del descubrimiento de América, formando parte, en calidad de historiador, de la comisión de alto nivel, junto a Santos de Isasa, ministro de Fomento, Antonio María Fabié, entonces ministro de Ultramar, el director general de Obras, el director general de Agricultura y Comercio, el arquitecto Ricardo Velásquez Bosco, que restauró el Monasterio de La Rábida, y el historiador Antonio Asensio. Fabié, habiendo ya cesado como ministro, presidió el Congreso. Cuando del 7 al 11 de octubre de 1892 se celebró en el Convento de Santa María de la Rábida, en Huelva, el IX Congreso Internacional Americanista, Justo Zaragoza ocupó el cargo de secretario general.

En la Biblioteca Nacional de España son fundamentales para el estudio del siglo xix en Cuba los papeles que proceden del archivo personal de Justo Zaragoza. Gracias a ello en la sala de manuscritos de la Biblioteca Nacional hay un conjunto de documentos sobre las gobernaciones de los capitanes generales Concha, Serrano, Dulce y Caballero de Rodas, entre otros. También contiene algunos documentos sobre Puerto Rico. Rodríguez Vicente supone que la condición impuesta por Caballero de Rodas de que su colección no podía ser usada por aquellos que no fueran académicos de número, sin especial autorización, había significado que Zaragoza no había podido hacer uso de los citados fondos para su obra Las insurrecciones en Cuba, fundamental para el estudio de la isla durante el siglo xix, aunque es muy posible que tuviese entonces un acceso indirecto a ellos.

En el prólogo de la reedición de 1881 de la obra del obispo Lucas Fernández de Piedrahita Historia General de las Conquistas del Nuevo Reino de Granada, aparece la siguiente cita sobre Justo Zaragoza: “Sólo en los últimos años han salido á luz obras manuscritas y casi desconocidas, de Oviedo y de Las Casas, las Guerras de Quito de Cieza de León, Cartas de Indias de gran valía, y otros documentos preciosos, gracias al celo de la Academia de la historia, á la protección del gobierno de D. Alfonso XII, y á la diligencia y estudio de eruditos particulares, como los señores don Justo Zaragoza y D. Marcos Jiménez de la Espada”.

En la conferencia leída por Manuel Danvila el día 7 de Enero de 1892 con el título de “Significación que tuvieron en el gobierno de América la Casa de la Contratación de Sevilla y el Consejo Supremo de Indias”, hace referencia a Justo Zaragoza agradeciéndole la aportación documental hecha para la elaboración del trabajo.

En el artículo de Armando Donoso titulado “Conversando con don José Toribio Medina. Recuerdos de su vida intelectual”, aparece el siguiente párrafo: “Respecto de mi amistad con escritores, puedo decirle que a menudo tenía de visita a Núñez de Arce en la Legación; que a Campoamor y Menéndez y Pelayo les veía frecuentemente (no olvido que fue él quien me propuso en la Real Academia de la Lengua); y casi a diario charlaba con el bueno de don Manuel del Cañete, con Tamayo y Baus, entonces Director de la Biblioteca Nacional, con el erudito don Aureliano Fernández Guerra; con los americanistas don Marcos Jiménez de la Espada, don Justo Zaragoza, don Cesáreo Fernández Duro, don Adolfo Herrera, con quien íbamos todos los domingos a los toros, pues estábamos abonados.” Como ejemplo de su labor como investigador de Justo Zaragoza, el Fondo Marcos Jiménez de la Espada, en la Biblioteca General de Humanidades del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuenta en “Sección Límites: Correspondencia”, con una serie de cartas de la comunicación que tuvo Justo Zaragoza, durante su trabajo con Jiménez de la Espada.

Esta sección contiene toda la documentación producto de su actividad como asesor de la representación española en la Comisión para el Estudio de Límites entre Venezuela y Colombia. La fecha de los documentos está comprendida en el periodo 1882-1892.

Justo Zaragoza publicó varias obras propias, fruto de su labor como investigador, aunque destacó principalmente como editor de obras clásicas, entre las que destacan las siguientes: Clavijero, Francisco Javier, Historia antigua de México y de su conquista, México, 1844 (sic); Fernández de Quirós, Pedro, Historia del descubrimiento de las regiones australes hecho por el general Pedro Fernández de Quirós, Madrid, 1876; Cartas de Isabel de Guevara dirigidas a la princesa Juana, Madrid, 1877; Cartas de Indias, Madrid, 1877; Tratado del descubrimiento de Yndias y su conquista, Madrid, 1878; Suárez Peralta, Juan, Noticias históricas de la Nueva España, Madrid, 1878; Fuentes y Guzmán, Francisco Antonio de, Historia de Guatemala o recordación florida escrita el siglo XVII por Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán, natural vecino y regidor perpetuo de la ciudad de Guatemala, que publica por primera vez con notas e ilustraciones D. Justo Zaragoza, Madrid, 1882-1883; Alcedo y Herrera, Dionisio, Piraterías y agresiones de los ingleses y de otros pueblos de Europa en la América española desde el siglo XVI al XVIII deducidas de las obras de D. Dionisio del Alsedo y Herrera, Madrid,1883; Geografía y descripción universal de las Indias, recopilada por el cosmógrafo-cronista Juan López de Velasco, desde el año de 1571 al de 1574, publicada por D. Justo Zaragoza, Madrid, 1894; Morga, Antonio de, Sucesos de las Islas Filipinas por el Doctor Antonio de Morga, (edición inconclusa, por la muerte de Justo Zaragoza).


Obras de ~: Las insurrecciones en Cuba, Madrid, Imprenta de Manuel G. Hernández, 1872; “Esclavitud en las Antillas españolas”, en Revista Europea (1872); “Los primitivos descubrimientos geográficos”, en Revista Europea (1877); “Descubrimientos de los españoles en el Mar del Sur y en las costas de Nueva Guinea”, en Boletín de la Sociedad Geográfica de Madrid (1878).

Bibl.: L. Fernández de Piedrahita, Historia General de las Conquistas del Nuevo Reino de Granada, Bogotá, Imprenta Medrano Rivas, 1881; A. de Morga, Sucesos de las Islas Filipinas por el Doctor Antonio de Morga, ed. de J. Rizal, pról. de F. Blumentritt, París, Libreria de Garnier Hermanos, 1890; A. Donoso “Conversando con don José Toribio Medina. Recuerdos de su vida intelectual”, en Pacífico Magazine, n.º 31 (julio de 1915); E. Rodríguez Vicente, Catálogo de la colección Caballero de Rodas, Real Academia de la Historia, Madrid, 1981; J. Cowans (ed.), “On Slavery in the Spanish Antilles (1872)”, en Modern Spain. A Documentary History (2003); D. Alcedo y Herrera, Piraterías y agresiones de los ingleses y de otros pueblos de Europa en la América española desde el siglo XVI al XVIII deducidas de las obras de D. Dionisio del Alsedo y Herrera, ed. de J. Zaragoza en 1883, Madrid, Editorial Renacimiento, 2005 (ed. facs.); S. Bernabéu Albert, Congreso Internacional de Americanistas, Actas de novena reunión, Huelva 1892, Palos de la Frontera, 2006.


Biografía escrita por Sigfrido Vázquez Cienfuegos procedente del Diccionario Biográfico Español.

Share This