• A  A  A  

José Oliver y Hurtado

Málaga, 28.VII.1827 – Madrid, 31.X.1887. Canónigo, obispo, historiador, arqueólogo.

Hizo los primeros estudios en su ciudad natal y el bachillerato en Filosofía en la Universidad de Granada en 1846, después de haber tomado la beca en el Colegio de San Bartolomé y Santiago de Málaga. Se doctoró en Leyes por la Universidad de Madrid y se agregó al Colegio de Abogados de la capital de España, pero se dedicó al cultivo de la historia y de la arqueología y llegó a ser funcionario del Cuerpo Facultativo de Archiveros y Bibliotecarios en la Biblioteca Nacional.

En 1872 ingresó en la Real Academia de la Historia como académico numerario. Poco antes había abrazado el estado eclesiástico. Recibió la ordenación sacerdotal en la diócesis de Toledo el 21 de abril de 1862 y llegó a ser provisor y vicario general de Granada (1866) y canónigo de su Catedral (1867). Cuando el beato Pío IX, al final del Sexenio Revolucionario (1868-1874), pretendió restaurar el episcopado español, cubriendo numerosas diócesis vacantes gracias a su entendimiento con el Gobierno de la Primera República, quiso nombrarle obispo de Pamplona en 1973, pero él renunció. Sin embargo, dos años más tarde aceptó y fue destinado a la misma diócesis el 23 de septiembre de 1875.

Realizó una importante tarea de reorganización eclesiástica. Gracias a su apoyo, comenzaron a restaurarse algunos antiguos conventos y a erigirse otros nuevos. Pidió al pro-nuncio Simeoni que interviniese ante el jefe del Gobierno, Antonio Cánovas, para impedir los destierros de eclesiásticos navarros acusados de carlismo. Simeoni se interesó por este asunto, pero pidió al obispo que recomendase mucha prudencia a su clero, al que el obispo defendió siempre ante las autoridades civiles. Restableció el Boletín eclesiástico, suspendido en 1873, hizo un nuevo arreglo parroquial diocesano con miras a la mejora de la cura de almas (1881), combatió la propaganda protestante, promovió los ejercicios espirituales del clero y las misiones populares, restauró la práctica de las conferencias morales, fundó el Seminario de San Francisco Javier, para niños de familias modestas (1881), creó un centro escolar dominical para obreros, obtuvo del Gobierno la devolución de las iglesias de Santo Domingo y San Agustín, de Pamplona, y trabajó por la introducción de la vida regular en la Colegiata de Roncesvalles. De orden suya se publicó el Catecismo de Astete en vasco. Presentó la renuncia por enfermedad, que le fue aceptada el 19 de mayo de 1886, y se retiró a Madrid, donde falleció un año más tarde. Su cuerpo reposa en la Sacramental de San Isidro.


Obras de ~: con M. Oliver Hurtado, Munda Pompeiana: memoria, Madrid, Manuel Galiana, 1861; Diversos periplos que ofrecen las obras de la antigüedad […], discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia, Madrid, Imprenta de José Rodríguez, 1863; Viaje arqueológico emprendido en el mes de mayo de 1864 de orden de la Real Academia de la Historia, Madrid, M. Rivadeneyra, 1864; Iliberri y Granada, Madrid, M. Rivadeneyra, 1870; Granada y sus monumentos árabes, Málaga, M. Oliner Navarro, 1875; De la batalla de Vejer o del lago de la Janda, comúnmente llamada del Guadalete, Granada, 1879.

Bibl.: J. Salvadó, El episcopado español, Barcelona, Est. Tipográfico de Luis Tasso, 1877, págs. 333-338; J. Goñi Gaztambide, “José Oliver y Hurtado, obispo de Pamplona (1875-1886)”, en Príncipe de Viana, 36 (1975), págs. 253-374; R. Ritzler y P. Séfrin, Hierarchia Catholica, vol. VIII, Padua, Il Messaggero de S. Antonio, 1978, pág. 436; F. Díaz de Cerio, Regesto de la correspondencia de los obispos de España en el siglo xix con los nuncios, según el fondo de la Nunciatura de Madrid en el Archivo Vaticano (1791-1903), vol. III, Città del Vaticano, Archivio Vaticano, 1984, págs. 53-64; J. Goñi Gaztambide, Historia de los obispos de Pamplona, siglo xix, Pamplona, Eunsa, 1995; V. Cárcel Ortí, Los nombramientos de obispos en España durante el pontificado de Pío IX. Tercera parte (1874-1877), en Analecta Sacra Tarraconensia, 74 (2001), págs. 317-462; B. Pellistrandi, Un discours national? La Real Academia de la Historia entre science et politique (1847-1897), Madrid, Casa de Velázquez, 2004, pág. 407.


Biografía escrita por Vicente Cárcel Ortí procedente del Diccionario Biográfico Español.

Share This