• A  A  A  

José Antonio de Sangróniz y Castro. Marqués de Desio

Algorta (Vizcaya), 10.III.1895 – Madrid, 11.XI.1980. Diplomático, gastrónomo, genealogista y académico de número de la Real Academia de la Historia.

Se trata de un personaje sumamente polifacético que combina intereses políticos con su pasión por la investigación. Estudió Derecho y Letras en las Universidades de Madrid y la Sorbona, en París. Una vez licenciado, ingresó en la carrera diplomática. Fue destinado a la embajada de Londres como agregado en 1918. Dos años después fue destinado a Tánger y, más tarde, se incorporó al Ministerio de Estado, en Marruecos y en Madrid, donde se ocupó de la secretaría de la conferencia hispano-francesa para la colaboración de ambos países en Marruecos.

En diciembre de 1924 fue elegido académico correspondiente de la Real Academia de la Historia por la provincia de Vizcaya. Se había incorporado ese mismo año, a la Oficina de Marruecos de la Presidencia del Directorio Militar. Esta etapa culminó con el viaje de los reyes de España a Marruecos, el 3 de octubre de 1927, a los que sirvió de acompañante. Aprovechó su estancia en ese país para estudiar en profundidad su historia y tradiciones, plasmando sus conocimientos en distintas publicaciones: Marruecos: sus condiciones físicas, sus habitantes y las instituciones indígenas (1921), Las islas Chafarinas (1924), Santos del Islam (1931), obra en la que investiga las formas de religiosidad islámica; Los dominios españoles en África (1931) y El peñón de Vélez de la Gomera (1931).

En 1928 pasó a desempeñar la Dirección General de Turismo donde colaboró con el marqués de la Vega Inclán. Durante su mandato se renovaron hoteles y residencias; se crearon los paradores de carreteras, las oficinas de información y el cuerpo de intérpretes y comenzó a aplicarse el crédito hotelero. En 1931 fue destinado a Santiago de Chile como secretario de 1.ª clase.

Poco antes de que estallase la Guerra Civil, visitó a Franco en Santa Cruz de Tenerife para ratificarle el apoyo económico que el financiero mallorquín Juan March le había prometido para el supuesto de que fracasase el levantamiento militar. Sangróniz entregó a Franco un pasaporte con el que el general atravesó el protectorado francés y llegó a Tetuán, donde se hizo cargo del Ejército español destacado en África. Había colaborado en la unificación de los falangistas y los carlistas en la FET de las JONS.

Durante la Guerra Civil, desempeñó en la denominada “zona nacional” los cargos de jefe del gabinete diplomático del cuartel general del generalísimo, introductor de embajadores, embajador extraordinario en Venezuela y representante del gobierno español en Argel en 1934.

En 1937 fue elegido académico numerario de la Real Academia de la Historia. Asistió a su primera Junta en 1938, en Burgos, y tomó posesión de su plaza en 1950 con el discurso Modalidades del islamismo marroquí, en el que estudiaba el proceso religioso del Islam. Le contestó Vicente Castañeda.

El cambio de régimen le llevó de nuevo a la vida diplomática, en la que desempeñó puestos de relevancia. En 1938 fue nombrado embajador en Venezuela, donde colaboró en la organización de la conmemoración del cuarto centenario de la Compañía de Jesús celebrado en 1941, pronunció en el Teatro Municipal de Caracas el discurso titulado San Ignacio, capitán en España. Riesgo y Ventura de la Compañía de Jesús, y fundó el Instituto Venezolano de Genealogía, del que después fue miembro honorario. Allí publicó su obra Familias coloniales de Venezuela, considerada por algunos su mejor trabajo. En 1944 fue destinado a París como embajador extraordinario y posteriormente a Roma para ocuparse de la Embajada de 1945 a 1956. Allí representó a la Real Academia de la Historia en diferentes congresos científicos: el VIII Congreso de Estudios Bizantinos en 1951, el Centenario de Alberoni en 1952 y el VI Congreso de Estudios Sardos en 1955.

Presidió el III Congreso Internacional de Genealogía y fue nombrado director del Instituto Salazar y Castro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Fue también profesor del Instituto Diplomático y rector del Seminario de Estudios Internacionales de Madrid. Más tarde, fue elegido secretario general de la Unión Ibero-Americana y renovó por completo la Asociación: la dotó de una importante biblioteca, organizó conferencias y fundó y dirigió la Revista Hispano-Americana y luego la Revista de las Españas. Fue secretario de la Liga Africanista Española y de la Junta de Investigaciones Científicas de Marruecos y Colonias.

En 1973 fue elegido presidente de la recién creada Academia Nacional de Gastronomía, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento. En su honor se instituyó el Premio marqués de Desio al mejor profesional de la restauración española. Fue caballero Gran Cruz de Justicia de la Orden Constantiniana de San Jorge.


Obras de ~: Lo maravilloso en el pensamiento español en los siglos xvi y xvii, s. l., s. f.; Marruecos: sus condiciones físicas, sus habitantes y las instituciones indígenas, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1921; Las islas Chafarinas, Madrid, Real Sociedad Geográfica, 1924; La expansión cultural de España en el extranjero y principalmente en Hispano-América, Madrid, Ceuta, Hércules, 1925; Nuevas orientaciones para la política internacional de España, Madrid, Hércules, 1925; El peñón de Vélez de la Gomera, s. l., 1931; Los santos del Islam, s. l., 1931; Los dominios españoles en África, s. l., 1931; Familias coloniales de Venezuela, Caracas, Bolívar, 1943; “Prólogo”, en F. Oliván, Cagliostro, el mago tenebroso: ensayo biográfico sobre la vida y milagros del famoso aventurero, embaucador y ocultista del siglo xviii, Madrid, Mayfe, 1947; Modalidades del islamismo marroquí, discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia leído el 8 de enero de 1950, Madrid, Imprenta y Editorial Maestre, 1950; “Prólogo”, en F. Íñiguez Almech, Casas Reales y jardines de Felipe II, Cuadernos de Trabajo de la Escuela Española de Historia y Arqueología, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Delegación de Roma, 1952; Sangroniz, Zangeoniz o Çangrones, Madrid, 1954; Discursos de los Excelentísimos Señores Marques de Desio, Duque de la Salandra, D. Alejandro del Gallinal y D. Jesús Iturmendi, Madrid, Instituto Internacional de Genealogía y Heráldica, 1955; Instituciones Internacionales de Genealogía y Heráldica, Madrid, Instituto Internacional de Genealogía y Heráldica, 1955; “Prólogo”, en F. Requena, Muhammad y al-Quasim, “amires” de Algeciras, Antequera, Tipografía San Nicolás de Bari, 1956; Gala Placidia, primera reina de España y Emperatriz de Occidente, conferencia, Madrid, Conferencias y Ensayos, Magerit, 1961; Los blasones municipales, Madrid, Hidalguía, 1962; “Prólogo”, en J. L. Díaz de Noriega, La blanca de la carne en Sevilla, Madrid, Hidalguía, 1975; “Prólogo”, en E. Beladiez, marqués de la Conquista Real, Diplomacia y diplomáticos, Madrid, Prensa Española, 1975; “Prólogo”, en D. Pérez (Post Tebussem), Guía del buen comer español: inventario y loa de la cocina de España y sus regiones, Madrid, Velázquez, 1976.

Bibl.: V. Castañeda Alcocer, “Contestación”, a J. A. de Sangróniz, Modalidades del islamismo marroquí, op. cit.; Marqués de Siete Iglesias, “El Excmo. Sr. D. José Antonio Sangróniz y Castro, Marqués de Desio” [necrológica], en Boletín de la Real Academia de la Historia, t. CLXXVII, cuaderno III (septiembre-diciembre de 1980), págs. 409-414; M. Artola Gallego, Declaraciones y derechos del hombre, discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia leído el 2 de mayo de 1982, Madrid, Real Academia de la Historia, 1982; R. de la Cierva (coord.), “Vida de Franco” (serie de fascs.), en ABC, Madrid, 1985 (52 vols.); M. Rubio Cabeza, Diccionario de la Guerra Civil española, vol. II, Barcelona, Planeta, 1987; J. Avilés Farre, “Un país enemigo: Franco frente a Francia, 1939-1944”, en Espacio, Tiempo y Forma, Serie V, Historia Contemporánea, t. 7 (1994), págs. 109-134; P. Preston, Las tres Españas del treinta y seis, Barcelona, Plaza y Janés, 1998.


Biografía escrita por Covadonga de Quintana Bermúdez de la Puente procedente del Diccionario Biográfico Español.

Share This