• A  A  A  

Francisco Martín Arrué

Burgos, 2.IV.1850 – Madrid, 29.IX.1915. General de división, historiador.

Francisco Martín Arrué era hijo de Francisco Martín Calzada y Francisca Arrué Jiménez. El 28 de noviembre de 1877, contrajo matrimonio con Esperanza Moreno de la Cuesta. Tras el fallecimiento de ésta, el 16 de octubre de 1883, se casó en segundas nupcias, en 1886, con Julia Muñoz Maldonado.

Martín Arrué ingresó como cadete del Colegio de Infantería el 21 de enero de 1864. Una vez finalizados sus estudios, ascendió al empleo de alférez con efectividad del 1 de julio de 1869, siendo destinado al batallón de Cazadores de Reus n.º 24, en el Pardo.

El 31 de julio de 1870, marchó con su batallón hasta Valladolid, tomando parte en las operaciones que se desarrollaron en la provincia de Burgos en persecución de las partidas carlistas que se encontraban en las inmediaciones del monasterio de la Sierra (Álava). Por el mérito que contrajo en estas acciones, le concedieron, con fecha 3 de septiembre, el grado de teniente de Infantería.

Martín Arrué participó en la Tercera Guerra Carlista (1872-1876). El 29 de enero de 1871 prestó juramento de fidelidad y obediencia a Su Majestad el rey Amadeo I. A finales de marzo de 1872, causó baja en el batallón de Cazadores de Reus n.º 24 y pasó al batallón de Reserva de Ciudad Rodrigo n.º 12. A continuación, en el mes de abril, se le destinó al Regimiento de Infantería Córdoba n.º 10, incorporándose en la plaza de Salvatierra (Vitoria). El 26 de ese mismo mes, salió con su Regimiento para Alegría con el objeto de proteger los trabajos de recomposición de la vía férrea y el 29, hallándose en las Ventas de Genijó, marchó con su columna en persecución de la facción del Cura de Oria, que se había presentado en el cercano pueblo de Ciordia. Participó con la brigada al mando del brigadier Victoriano López Pinto, el 11 de junio, en la persecución de la facción Velasco, en el enfrentamiento con la facción de García y en las operaciones que tuvieron lugar el 15 de junio en Auraita contra la facción de Carasa, a la que dispersó haciendo algunos prisioneros y apoderándose de caballos, pertrechos de guerra y provisiones. El 16 de junio se dirigió con la columna del coronel Loma en dirección a Vitoria para proteger la conducción de los prisioneros del día anterior, a los que trató de rescatar sin éxito la facción Careaga. El 17 de junio, marchó por ferrocarril a Manzano, retrocediendo a Navarra para continuar hacia Espinosa y Alegría y perseguir las facciones de Careaga y Montoya. Las alcanzó el 26 de junio en el caserío de San Juan de Artía (Guipúzcoa).

Después de una tenaz lucha con los componentes de estas facciones fueron desalojados de todas sus posiciones, haciendo once prisioneros y algunos heridos, entre los que se encontraba el mismo Montoya. También se apoderaron de un gran número de armas, municiones y provisiones. El 30 de junio reconoció el valle de Navajas hasta Elguera, con el objeto de cortar el avance de una facción que pretendía, desde Vizcaya, atravesar la provincia de Álava. Como consecuencia de la constante persecución a que fue sometida, se disolvió, presentándose a indulto la mayor parte de los individuos que la componían. El 30 de junio regresó a Valladolid, donde quedó de guarnición Por el mérito que contrajo en la acción de Auraita, fue recompensado por Real Orden de 27 de julio de 1872 con la Cruz Roja de 1.ª Clase del Mérito Militar.

Por Real Orden de fecha 28 de julio, le premiaron con otra de la misma Clase por su destacada actuación en la acción de San Juan de Artía (Guipúzcoa).

Esta condecoración le fue permutada, por Real Disposición de 2 de diciembre de 1872, por el empleo de teniente de Infantería.

A finales de abril de 1873, fue destinado al batallón de Reserva de Soria n.º 14, y, en mayo, causó alta en la Academia de Cadetes, a la que no se presentó hasta finalizar el año.

En abril de 1874, se incorporó en Albacete al batallón Reserva de Ávila n.º 31, formando parte de la 3.ª brigada a las órdenes del general de Emilio Calleja. El 14 de mayo, partió con su batallón hacia Zaragoza, desde cuya plaza y a las órdenes del brigadier Victoriano López Pinto pasó a formar parte de las operaciones en el bajo Aragón. En ellas se encontraba, el 21 de junio, en la acción de las alturas de la Pobleta contra los cabecillas Marco de Bello, Vallés, Madrazo y Polo. El 19 de julio participó en Salvacañete (Teruel) en las acciones contra las facciones de don Alfonso y doña Blanca, rescatando, después de un duro combate, setecientos prisioneros de Cuenca. Por su destacada actuación le fue concedido el grado de capitán de Infantería, continuando de operaciones por la provincia de Teruel. El 7 de septiembre intervino en la acción que tuvo lugar contra las facciones de Gamundi, Vallés y Madrazo, desalojándolas de las posiciones que ocupaban.

Por disolución del batallón de Reserva de Ávila n.º 31 causó alta, en octubre, en el batallón de Almansa n.º 18. A finales de diciembre de 1874 pasó a ocupar la plaza de profesor ayudante del batallón de Cadetes en la Academia de Infantería.

En enero de 1875, continuó en Madrid como profesor de este centro de enseñanza, pasando a Toledo, el 17 de octubre, al encontrarse nuevamente en esta ciudad las instalaciones de la Academia.

El 1 de enero de 1876, fue ascendido a capitán, confirmándole en su destino como profesor de la Academia de Infantería, en el que permaneció hasta 1881.

El 16 de agosto de 1876 se le concedió el grado de comandante en recompensa de los servicios prestados en su respectivo destino. El 10 de mayo de 1881 alcanzó el empleo de comandante, quedando en comisión de servicio en la Academia de Infantería como profesor hasta la finalización del curso, en julio. A finales de septiembre se le destinó al batallón de Reserva de Gracia n.º 17 El 26 de abril de 1882, pasó agregado a la Dirección General de Instrucción Militar y el 15 de agosto se le destinó en plantilla en esta Dirección General, situación en la que permaneció hasta junio de 1889, que con motivo de la supresión de la misma fue destinado a la Subsecretaría del Ministerio de la Guerra, situación en la que permaneció hasta 1893. El 18 de diciembre de 1884, fue elegido académico correspondiente por Toledo de la Real Academia de la Historia.

Por el mérito que contrajo al publicar su obra Campañas del Duque de Alba, se le concedió el grado de teniente coronel el 9 de marzo de 1885. Su obra de texto para todas las academias militares Curso de historia militar fue premiada en el concurso que se verificó en la Academia General Militar en 1887, y con Medalla de 1.ª Clase en la Exposición Universal de Barcelona de 1888.

Con arreglo a lo dispuesto en la Real Orden de 25 de febrero de 1889 fue nombrado para formar parte del tribunal que examinó a Sus Altezas Fernando y Carlos de Borbón del plan de estudios que componían los tres años de la Academia General Militar.

Al ascender al empleo de teniente coronel, con efectividad de 12 de julio de 1894, fue destinado al Ministerio de la Guerra, en el que permaneció hasta su ascenso a coronel el 9 de febrero de 1898. Desde el 16 de marzo de 1898 hasta finales de enero de 1904, fue destinado, sucesivamente, a los regimientos de la reserva Orense n.º 59, Lorca n.º 104, Astorga n.º 86, Lugo n.º 64, Orihuela n.º 76, Castrejana n.º 79, Flandes n.º 82 y Orense n.º 59, prestando sus servicios en comisión en el Ministerio de la Guerra.

El 24 de marzo de 1898 fue nombrado para formar parte de las comisiones encargadas de redactar “Una base común de principios militares que condensen los que deben regir la vida oficial en el Ejército y reforma del Reglamento del Detall, Régimen Interior de los Cuerpos y Servicio de Guarnición”.

El 22 de agosto de 1904 se le destinó a mandar el Regimiento de Infantería de Otumba n.º 49 en la plaza de Castellón de la Plana. Continuó con este destino hasta 21 de marzo de 1906, en que se le confirió el mando del Regimiento de Infantería de León n.º 38, en Madrid.

El 12 de julio de 1907 se le nombró vocal de la junta encargada de examinar y calificar los trabajos efectuados en las capitales de los distritos militares por los oficiales del Ejército aspirantes a ingresar en la Escuela Superior de Guerra.

Por Real Decreto de 26 de marzo de 1908, se le promovió al empleo de general de brigada, fijando su residencia en Madrid. Ese mismo año fue nombrado vocal de la Inspección General de los Establecimientos de Instrucción e Industria Militar y jefe de sección del Ministerio de la Guerra.

A partir del 13 de noviembre de 1913, ocupó el cargo de subsecretario interino del Ministerio de la Guerra. Por Real Decreto de 30 de diciembre de 1913, alcanzó el empleo de general de división y por otro de 30 de diciembre se le nombró subsecretario del Ministerio de la Guerra.

El 2 de enero de 1914, a propuesta de los numerarios marqués de Polavieja, Juan Pérez de Guzmán y Gallo y Ricardo Beltrán y Rózpide, fue elegido para ocupar la vacante de la Medalla número 26 de la Real Academia de la Historia. Ese mismo año, el 16 de mayo, fue nombrado fiscal del Consejo Supremo de Guerra y Marina; después, en 1915, consejero del mismo organismo y secretario de la Junta de Defensa Nacional.

El 21 de febrero de 1915 tomó posesión de su plaza de numerario en la Real Academia de la Historia, disertando sobre la Guerra Hispano-Marroquí (1859- 1860), contestándole en nombre de la corporación Francisco Fernández de Bethencourt.

Martín Arrué, además de las condecoraciones ya mencionadas, estaba en posesión de la Cruz Blanca de 1.ª Clase del Mérito Militar; Cruz de Isabel la Católica como primera recompensa del profesorado por haber terminado en el indicado cargo los cuatro primeros años reglamentarios; Cruz, Placa y Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Medalla de Alfonso XIII; Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco; Cruz blanca de 2.ª Clase del Mérito Militar pensionada con el 10 por ciento del sueldo de su empleo hasta su ascenso al inmediato superior como recompensa por sus obras: Curso de historia militar, Campañas de Pedro Navarro, Guerra de Crimea, Guerra de Italia, Estudios tácticos y Colección de artículos militares; Cruz blanca de 3.ª Clase del Mérito Militar, por sus trabajos: Proyectos fundamentales para el gobierno y disciplina del Ejército, Reglamento de honores militares y Proyecto de reglamento para el servicio de guarnición. Era Benemérito de la Patria, comendador de la Orden Portuguesa de la Concepción de Villaviciosa, oficial de Academia de la República Francesa y comendador con placa de la Orden de Francisco José de Austria.

Francisco Martín Arrué falleció en Madrid el 29 de septiembre de 1915.


Obras de ~: Campañas del duque de Alba: estudios histórico-militares, Toledo, Imprenta y Librería de Fando e Hijo, 1879; “Prólogo”, en J. Nieto Aguilar, Mindanao, su historia y geografía, Madrid, Imprenta del Cuerpo Administrativo del Ejército, 1894; Curso de historia militar, Toledo, Imprenta de Menor Hermanos, 1897 (Toledo, Imprenta de Rafael Gómez- Menor, 1898); La guerra de África de 1859 a 1860, ed. de A. García Pérez, Madrid, Imprenta del Cuerpo de Artillería, 1898; con E. de Olavarría y Huarte, Historia del Alcázar de Toledo, Madrid, Imprenta de Infantería de Marina, 1899; Un matrimonio por amor (novela), Madrid, Fontanet, 1904; Breve estudio de la guerra ruso-japonesa, 1904-5: ampliación al curso de historia militar, con croquis dibujados por E. Vera y Sales, Toledo, Imprenta de Rafael Gómez-Menor, 1908; Croquis para el estudio del curso de historia militar, con atlas dibujado por E. Vera y Sales, Toledo, Imprenta de Rafael Gómez-Menor, 1908; “Prólogo”, en A. Márquez Meler, Manual del oficial de Infantería de campaña, Madrid, Imprenta de Eduardo Arias, 1908; Guerra hispano-marroquí, Madrid, Real Academia de la Historia, 1915; “Prólogo”, en A. Pagés y Aguilar, La guerra de 1914: antecedentes y crónica de las operaciones, Madrid, Imprenta de Renacimiento, 1915; “Prólogo”, en Antonio Pagés y Aguilar, La guerra de 1914-15: antecedentes y crónica de las operaciones, Madrid, Imprenta de Renacimiento, 1916; Campañas de Pedro Navarro, s. f.; Guerra de Crimea, s. f.; Guerra de Italia, s. f.; Estudios tácticos y Colección de artículos militares, s. f.; Proyectos fundamentales para el gobierno y disciplina del Ejército, s. f.; Reglamento de honores militares, s. f.; Proyecto de reglamento para el servicio de guarnición, s. f.

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Exp. personal.

A. Vargas-Zúñiga y Montero de Espinosa, Marqués de Siete Iglesias, “Real Academia de la Historia. Catálogo de sus individuos. Noticias sacadas de su archivo”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, t. CLXXVI, cuad. III (septiembre- diciembre de 1979), págs. 513-514; R. de la Cierva, Historia total de España, Madrid, Fénix, 1999.


Biografía escrita por Emilio Montero Herrero procedente del Diccionario Biográfico Español.

Share This