Biografía escrita por Enrique García Ballesteros.  DEA en Historia de la Comunicación Social y Periodismo, licenciado en Filosofía y Letras, y diplomado en Derecho Constitucional y Ciencia Política. Ha trabajado como escritor, editor y periodista, y tiene un centenar de publicaciones científicas y de divulgación. Su última colaboración son cuatro artículos para el libro Jot Down: 100 cómics imprescindibles, 2014.


Ambrosio Zaragoza, Miguel. Ambrós. Albuixech (Valencia), 31.VIII.1913 – Barcelona, 29.IX.1992. Dibujante de cómics y pintor.

Miguel Ambrosio estudió dibujo en la academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y magisterio. Ejerció como profesor hasta el final de la guerra civil.

Por razones políticas abandonó la docencia y se dedicó a labores del campo hasta 1946, cuando presentó a la Editorial Valenciana un cuadernillo con aventuras de El guerrero del antifaz, que le dio la oportunidad de dibujar varias historietas para algunas publicaciones de la editorial. Ese mismo año viajó a Barcelona y comenzó a trabajar para pequeñas editoriales y para el semanario Chispa de la editorial Toray. Su primer gran éxito fue la creación de El caballero fantasma para Grafidea, basado en el personaje de El Zorro que interpretó Tyrone Power, pero este cómic tuvo que cambiar de nombre y denominarse El jinete fantasma por un problema legal con la editorial Saturno. Continuó colaborando para el semanario Pulgarcito, para la colección “Bisonte gráfico” y para otras obras de la editorial Bruguera, como las ilustraciones, en 1956, para la colección “Historias” de Los tres mosqueteros Las aventuras de Dick Turpin.

En 1956 dio vida a los personajes que le darían fama internacional como ilustrador para las series de El Capitán Trueno, creada y guionizada por Víctor Mora. Cansado del ritmo frenético de trabajo y de las condiciones laborales que le exigía la editorial para este cómic, que alcanzó una tirada de 350.000 ejemplares semanales, Ambrós abandonó la obra en el número 175 y viajó a Francia en 1960 con la intención de desarrollar su obra como pintor y ganarse la vida con ella. Fracasó y tuvo que volver a España en 1964 y aceptar todo tipo de trabajos como ilustrador para Bruguera. En 1965 comenzó también a colaborar con la Editorial Valenciana.

En 1981 se retiró definitivamente del mundo del cómic. En 1989 recibió el Gran Premi del Saló del Còmic de Barcelona por el conjunto de su obra. Se le considera un maestro de la expresión de movimiento y de la narración gráfica.


Obras de ~: Dos yankis en África, Barcelona, Bergis Mundial, 1946; con F. Amorós, El Caballero Fantasma, Barcelona, Grafidea, 1947; con F. Amorós, El Jinete Fantasma, Barcelona, Grafidea, 1947; La nave del tiempo, Barcelona, Bruguera, 1955; con V. Mora, El Capitán Trueno, Barcelona, Bruguera, 1956; con P. Quesada, Héroes del Deporte, Valencia, Editorial Valenciana, 1968; con F. Amorós, Los colonos, Valencia, Editorial Valenciana, 1968; con V. Mora, El Corsario de Hierro, Barcelona, Bruguera, 1970.

Bibl.: E. Frattini y O. Palmer, Guía básica del cómic, Madrid, Nuer Ediciones, 1999, págs. 14-15; P. Porcel, Clásicos en Jauja. La historia del tebeo valenciano, Alicante, Edicions de Ponent, 2002, págs. 395-401.

Recursos en colaboración

  • A  A  A  
Share This