Biografía escrita por Claudio Juan Crespo Castillo y Guillermo Balmori Serrano. //


Luis Lucia Mingarro. Valencia, 24.V.1914 – Madrid, 15.IV.1984. Director de cine, productor y guionista.

Primogénito y único hijo varón de los cinco que tuvo el matrimonio formado por María del Pilar Mingarro Roca y Luis Lucia Lucia, que fue director del Diario de Valencia y ministro de Gobernación en la Segunda República y cuya historia es casi de película, pues confabulado con el alzamiento, se echó atrás en el último momento, pese a lo cual fue, por orden de Negrín, procesado y encarcelado en Barcelona, de donde le sacaron las tropas franquistas para volverlo a encarcelar e incluso condenarlo a muerte, aunque le fue conmutada finalmente por la deportación a Baleares, siendo puesto finalmente en libertad poco antes de su fallecimiento en vísperas del día de Reyes de 1943.

Luis Lucia Mingarro cursó estudios de Derecho, doctorándose por la Universidad de Madrid. Durante un tiempo trabajó como pasante en el bufete paterno, al tiempo que se manifestaba su talento como dibujante. Algunas de sus caricaturas tuvieron alguna repercusión en la prensa valenciana, por lo que al entrar a trabajar como asesor jurídico de CIFESA, Vicente Casanova le dio la oportunidad de conocer los entresijos de la industria cinematográfica, pasando de este modo a convertirse en el productor ejecutivo de las películas de tres de los grandes directores de la época: Ramón Torrado, Gonzalo Delgrás y Luis Marquina, y guionista de otros dos no menores, Rafael Gil y Juan de Orduña. Con este bagaje debutó como director en 1943 con la película El 13-13, siendo ésta, su ópera prima, una de espías, para después dirigir, en 1945, Un hombre de negocios. A partir de ese momento el nombre de Luis Lucia empezó a estar asociado a las grandes películas del momento, como director y como guionista, lo que le consolidó como uno de los directores más eficientes de CIFESA, capaz de ajustarse al presupuesto que se le exigía. En este contexto se decantó por un cine costumbrista en el que se erigió como el rey indiscutible de las adaptaciones de escritores castizos, como los hermanos Quintero, Pérez Lugín, Palacio Valdés o el padre Coloma, pero en que se puede apreciar una cierta influencia de la forma de rodar de Hollywood, que le llevó a conectar fácilmente con un público que se hizo fiel a películas tales como Un cuento para dos (1947), La Princesa de los Ursinos (1947), Currito de la Cruz (1948), La Duquesa de Benamejí (1949), De mujer a mujer (1950) o Lola la Piconera (1951).

En la década de 1950, el contrato con CIFESA le impedía mejorar sus condiciones económicas, por lo que abandonó la compañía como director fijo de la misma, si bien mantuvo externamente su colaboración, lo que no le impidió continuar obteniendo notables éxitos de taquilla en películas que, además, suponían la consagración de los artistas que intervenían en sus películas, tales como Adolfo Marsillach en Cerca de la ciudad (1952); Carmen Sevilla y Jorge Mistral en La hermana San Sulpicio (1952); Jaime Blanch en Jeromín (1953); Lola Flores y Fernando Fernán Gómez en Morena Clara (1954) o Alberto Closas en La vida en un bloc (1956). Actores, en definitiva, que pasaron a ser hitos, no ya de su carrera, sino del cine español, y al que después se sumaban por reclamo publicitario, además de Lola Flores y Carmen Sevilla —con quien repitió en Un caballero andaluz (1954)—, otros personajes del folclore español de mediados de siglo, como Juanita Reina en Gloria Mairena (1952) o Antonio Molina en Esta voz es una mina (1956). Conviene destacar, además, La muralla (1958), que constituyó una prolongación del enorme éxito de la obra teatral de Joaquín Calvo Sotelo, y Molokai (1959), un lanzamiento de Javier Escrivá con un reparto estelar de emergentes y consagrados, que resultó un bombazo del que ningún director en sus cabales se atrevería a renegar sólo por su carácter hagiográfico.

También inició Luis Lucia la década de 1960 con la moda del cine infantil de los “niños prodigio”, dirigiendo a Pepa Flores Marisol en Un rayo de luz, que representa la consagración de la artista y otro gran éxito de taquilla, para continuar dirigiéndola en las películas Ha llegado un ángel (1961) y Tómbola (1962). En 1962 escribió y dirigió Canción de juventud, película que supuso el debut en el cine de Marieta de las Heras, Rocío Dúrcal, a la que dirigió también al año siguiente en Rocío de la Mancha. Y, en 1965, descubrió a Pilar Cuesta, Ana Belén, para su película Zampo y yo. Luis Lucia estaba considerado como un director taquillero, pero lo cierto es que no le falló ninguna de sus corazonadas, y lo mismo dirigía una comedia, un melodrama, un musical o una adaptación de un clásico como Calderón de la Barca, pero con la llegada del cine de destape, decidió discretamente retirarse en 1972, tras dirigir la película Entre dos amores, por lo demás única a lo largo de su carrera cinematográfica en la que no colaboró en el guión.


Obras de ~: Filmografía: (guión) El Hombre que se quiso matar, 1942; (guión) ¡A mí la legión!, 1942; (dir.) El 13-13, 1943; (prod.) Malvaloca, 1943; (prod.) Cristina Guzmán, 1943; (prod.) Noche fantástica, 1943; (dir.) Un Hombre de negocios, 1945; (dir. y guión) Noche de reyes, 1947; (dir. Y guión) La Princesa de los ursinos, 1947; (dir. y guión) Dos cuentos para dos, 1947; (dir. y guión) Currito de la cruz, 1949; (dir. y guión) La duquesa de Benamejí, 1949; (dir. y guión) De mujer a mujer, 1950; (dir. y guión) El sueño de Andalucía, 1951; (guión) Andalousie, 1951; (dir. y guión) Lola, la piconera, 1952; (dir. y guión) Cerca de la ciudad, 1952; (dir. y guión) La Hermana San Sulpicio, 1952; (dir. y guión) Gloria Mairena, 1952; (dir. y guión) Aeropuerto, 1953; (dir. Y guión) Jeromín, 1953; (dir. y guión) Un caballero andaluz, 1954; (dir. y guión) Morena Clara, 1954; (dir. y guión) La hermana alegría, 1955; (dir. y guión) La lupa, 1955; (dir. y guión) El piyayo, 1956; (dir. y guión) La vida en un bloc, 1956; (dir. y guión) Esta voz es una mina, 1956; (dir. y guión) Un marido de ida y vuelta, 1957; (dir. y guión) La muralla, 1958; (dir. y guión) Molokai, la isla maldita, 1959; (dir.) El príncipe encadenado, 1960; (dir. y guión) Un ángel  tuvo la culpa, 1960; (dir.) Un rayo de luz, 1960; (dir.) Ha llegado un ángel, 1961; (dir. y guión) Tómbola, 1962; (dir. Y guión) Canción de juventud, 1962; (dir. y guión) Rocío de La Mancha, 1963; (dir.) Crucero de verano, 1964; (dir. y guión) Zampo y yo, 1966; (dir. y guión) Las 4 bodas de Marisol, 1967; (dir.) Grandes amigos, 1967; (dir. y guión) Solos los dos, 1968; (dir. y guión) Pepa Doncel, 1969; (guión) Lola la piconera, 1969; (dir. y guión) La novicia rebelde, 1971; (dir. y guión) La orilla, 1971; (dir.) Entre dos amores, 1972.


Bibl.: F. Méndez-Leite, Historia del cine español, Madrid, Rialp, 1965, 2 vols.; A. Castro, El cine español en el banquillo, Valencia, Fernando Torres, 1974; F. Ibáñez Fanés, Vint anys de cinema español, Barcelona, Universitat Autónoma, 1981; F. Fanés, CIFESA, la antorcha de los éxitos, Valencia, Institución Alfonso el Magnánimo, 1981; E. García Fernández, “Lucia, Luis (Luis Lucia Mingarro)”, en J. L. Borau (dir.), Diccionario del cine español, Madrid, Alianza Editorial-Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, 1998, págs. 525-526; A. Martínez Torres, Diccionario Espasa del cine español, Madrid, Espasa Calpe, 1999; J. Franco, Cifesa, mite i modernitat, Valencia, L’Eixam, 2000; J. C. Rentero, Diccionario ilustrado de directores, Madrid, Ediciones JC Clementine, 2002; C. J. Crespo Castillo, Jorge Mistral: el primer galán de habla hispana, Valencia, Fundación Municipal de Cine-Mostra de Valencia, 2003; V. Comes Iglesia, En el filo de la navaja: biografía política de Luis Lucia Lucia (1888- 1943), Madrid, Biblioteca Nueva, 2003.

Recursos en colaboración

  • A  A  A  
Share This