• A  A  A  

Álvaro Galmés de Fuentes.

Madrid, 11.XI.1924 – 5.II.2003. Filólogo, catedrático y académico de la Historia.

Obtuvo la licenciatura en Filología Románica en 1947 en la Universidad de Madrid, donde fue discípulo de Dámaso Alonso. Paralelamente siguió los cursos de Árabe impartidos en esta Universidad por el profesor Emilio García Gómez (1943-1947) y en la de Zúrich por el profesor Arnald Steiger (1947- 1949). Su tesis doctoral Influencias sintácticas y estilísticas del árabe en la prosa medieval castellana fue galardonada con el Premio Extraordinario en 1954.

Mientras preparaba el doctorado, colaboró en las tareas docentes de la Universidad como ayudante y como adjunto de la cátedra del profesor Lapesa Melgar, al que sustituyó durante sus prolongadas estancias en universidades americanas. Estos ilustres nombres marcaron decisivamente la doble orientación de los estudios de Álvaro Galmés: la Filología Románica y la Lengua y Literatura Árabes. En 1957 obtuvo la cátedra de Filología Románica en la Universidad de La Laguna, donde permaneció cuatro años. Residió después en Múnich y regresó a España en 1964 para ocupar su cátedra en la Universidad de Oviedo, en la que desempeñó también los cargos de director de departamento y decano de la Facultad. En esta época fue profesor invitado en las Universidades americanas de Wisconsin (1969) y Princeton (1975). En 1987 se trasladó a la Universidad Complutense de Madrid como catedrático de Filología Románica y promovió la fundación en 1989 de Aljamía, anuario de información bibliográfica sobre mudéjares, moriscos, textos aljamiados y filología árabo-románica, que edita la Universidad de Oviedo. Fue elegido numerario de la Real Academia de la Historia en 1996 y tomó posesión ese mismo año. Su discurso de ingreso, titulado Toponimia: mito e historia, fue contestado por su maestro Rafael Lapesa. Su último galardón fue el Premio Nacional de Investigación Ramón Menéndez Pidal para el año 2002, que recibió de manos de Su Majestad el Rey de España. Le fue otorgado, según consta en el texto de la concesión, “por su condición de continuador de la mejor tradición de la Filología Hispánica y sus aportaciones renovadoras desde las perspectivas románica y semítica”.

La vocación de Álvaro Galmés, su decidida dedicación a la Filología, le llega por vía genealógica, iniciada y avivada por la admiración hacia la obra del sabio hermano de su abuela materna, Ramón Menéndez Pidal. Como hace notar el profesor Lapesa en la contestación a su discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia, Álvaro Galmés recibió el “legado pidaliano” directamente del maestro en su casa de Chamartín, donde tuvo don Ramón sus dos últimos discípulos directos, su nieto Diego Catalán y su sobrino nieto Álvaro Galmés. Ambos trabajaron juntos, en la década de 1940 y principios de la de 1950, en los dos temas predilectos de la “escuela pidaliana”, como la llama Lapesa: los romances y el dialecto astur- leonés, recorriendo brañas y recónditas aldeas en pos de la versión de un romance o de la pronunciación de una palabra. De aquellos trabajos de campo nacieron varios artículos sobre dialectología asturleonesa, publicados conjuntamente y, sobre todo, la importante aportación La vida de un romance en el espacio y en el tiempo, que obtuvo en 1950 un Premio de Investigación del Instituto de Cultura Hispánica.

Fue publicada cuatro años más tarde junto a la obra de su maestro, Ramón Menéndez Pidal, Cómo vive un romance. Fundado en 1954 en la Universidad de Madrid el seminario “Menéndez Pidal”, Álvaro Galmés y Diego Catalán dirigieron allí los dos primeros volúmenes de la serie Trabajos sobre el dominio románico leonés, que vieron la luz en 1957 y 1960. Por estos años, colaboró también Álvaro Galmés en el Romancero Hispánico, preparado por Ramón Menéndez Pidal y su esposa María Goyri. En la misma línea de investigación se halla la comunicación presentada al I Congreso Internacional sobre el Romancero, celebrado en Madrid en 1971, y la selección, prólogo y notas del Romancero Asturiano, impreso en 1976. Finalmente, en 1985 publicó un magistral estudio sobre el Romancero Hispánico en el volumen IX del Grundriss der romanischen literaturen des Mittelalters.

Su tesis doctoral entra de lleno en la otra línea de investigación de las dos que antes se señalaron. Los estudios en esta dirección prosiguieron con el análisis de los testimonios mozárabes, rastreados primero en Mallorca y Valencia, en Toledo, Murcia, Sevilla y Granada después. Estos trabajos se publicaron reunidos en 1983, en el volumen titulado Dialectología mozárabe, que dejó definitivamente obsoleta la obra clásica de Simonet. En 1967, la Universidad de Oviedo encargó a Álvaro Galmés el discurso de apertura del año académico, para el que eligió el tema El Libro de las batallas, narraciones caballerescas aljamiado-moriscas.

Si antes había dedicado su atención sólo a los aspectos lingüísticos de estos escritos, a partir de ahora estudiará la literatura aljamiada-morisca de manera total, incluso en sus aspectos creativos. Cinco años más tarde organizó, en la misma Universidad ovetense, un Coloquio Internacional sobre esta literatura e inició en 1967 una colección de publicaciones con la edición de dos obras, Historia de los amores de París y Viana y El Libro de las batallas, anotadas y comentadas con el máximo rigor científico, atendiendo también a sus valores literarios y a sus relaciones con textos españoles y franceses.


Obras de ~: El libro de las batallas (Narraciones caballerescas aljamiado-moriscas), Oviedo, Universidad, 1967; Historia de los amores de París y Viana, Madrid, Gredos, 1970; El libro de las batallas, Madrid, Gredos, 1975, 2 vols. [I. Introducción y texto; II. Estudio lingüístico y glosario]; Épica árabe y épica castellana, Madrid, Ariel, 1978; Dialectología mozárabe, Madrid, Gredos, 1983; Literatura gnómica. Dichos de los siete sabios de Grecia. Sentencias morales en verso, Madrid, Gredos, 1991; Toponimia: mito e historia, Madrid, Real Academia de la Historia, 1993; Los moriscos (Desde su misma orilla), Madrid, Instituto Egipcio de Estudios Islámicos, 1993; et al., Glosario de voces aljamiado-moriscas, Oviedo, Universidad, 1994; Las jarchas mozárabes. Forma y significado, Barcelona, 1994; Influencias sintácticas y estilísticas del árabe en la prosa medieval castellana, Madrid, Gredos, 1996; Los topónimos: sus blasones y trofeos (La toponimia mítica), Madrid, Real Academia de la Historia, 1996; El amor cortés en la lírica árabe y en la lírica provenzal, Madrid, Cátedra, 1996; Los manuscritos aljamiado-moriscos de la Biblioteca de la Real Academia de la Historia (Legado Pascual de Gayangos), Madrid, Real Academia de la Historia, 1998; Ramón Llull y la tradición árabe. Amor divino y amor cortés en el “Llibre d’amic i amat”, Barcelona, Quaderns Crema, 1999; Romania arabica I (Estudios de literatura comparada árabe y románica), Madrid, Real Academia de la Historia, 1999; Romania arabica II (Estudios de literatura comparada árabe y románica), Madrid, Real Academia de la Historia, 2000; “Islam y Cristiandad en la España del Cid”, en La España del Cid, Ciclo de conferencias en conmemoración del novecientos aniversario de la muerte de Rodrigo Díaz de Vivar, Madrid, Centro de Estudios Ramón Areces, 2001, págs. 89-108.

Bibl.: R. Lapesa Melgar, “Contestación” a A. Galmés de Fuentes, Toponimia: mito e historia, op. cit., págs. 55-66; F. Menéndez Pidal, “Necrología del Excmo. Sr. Don Álvaro Galmés de Fuentes”, en Boletín de la Real Academia de la Historia, Madrid, t. CC (mayo-agosto de 2003), cuad. 2, págs. 7-10; A. Vespertino Rodríguez, “Don Álvaro Galmés de Fuentes (1926-2003)”, en Aljamía (Universidad de Oviedo), n.º 15 (2003), págs. 41-49 [bibl., págs. 49-60]; F. Díaz Esteban, El frustrado retorno de los judíos en el siglo XVII: nuevos documentos: discurso leído el día 28 de marzo de 2004 en el acto de su recepción pública por D. Fernando Díaz Esteban y contestación por el Excmo. Sr. D. Joaquín Vallvé Bermejo, Madrid, Real Academia de la Historia, 2004, págs. 10-11.


Biografía escrita por Faustino Menéndez Pidal de Navascués procedente del Diccionario Biográfico Español.

Share This